Navigation

"La Biennale, como una máquina de viento"

La suiza Bice Curiger, curadora de la Biennale de Venecia. Keystone

En Venecia, este 4 de junio inicia uno de los encuentros más importantes en el mundo del arte contemporáneo. Este año, la prestigiosa muestra internacional está bajo la dirección de la curadora suiza Bice Curiger.

Este contenido fue publicado el 02 junio 2011 - 13:32
Michela Montalbetti, swissinfo.ch

La edición 54 de la Biennale, bajo el título de ‘ILLUMInazioni –ILLUMInations’, es una oportunidad única para situarse en el centro del quehacer artístico, sea para los artistas, los galeristas, los coleccionistas o el gran público.

“La Biennale es como una máquina de viento”, indica su director, Paolo Baratta. “Cada dos años esta máquina sacude el bosque, recoge verdades ocultas, trae nuevas plantas y coloca en una perspectiva distinta a las ramas ya conocidas y a los troncos consolidados”, indica Baratta en la página de la muestra.

En el Padiglione Central, el Giardini y al Arsenale se presentan 84 artistas. A esto se suman las representaciones de 89 países, un número nunca antes alcanzado.

No olvidar el pasado

Esta vez la curadora Bice Curiger quiere dedicar un espacio al arte del pasado: el itinerario de la exposición inicia con tres grandes lienzos de Jacopo Robusti ‘Il Tintoretto’: La última cena (proveniente de la isla de San Giorgio); El robo del cuerpo de San Marco y La creación de los animales (ambos de la Galería de la Academia).

Para Curiger fue claro de inmediato el contexto histórico y artístico único que ofrece Venecia. “Para ILLUMInations inmediatamente he pensado en el magnífico pintor veneciano del siglo XVI, el Tintoretto”, aseguró en una entrevista a la televisión suiza SF.

“El siglo XVI es el momento histórico en el que el mundo se vuelve realmente grande. En un cierto sentido, el inicio de la globalización. El Tintoretto y los pintores de la Iluminación. Sus obras revelan momentos de luces estáticas”, agrega Curiger.

Justamente, la globalización es un punto cardinal en esta mirada al arte contemporáneo, pero en lo que se refiere a Tintoretto, se trata de un artista muy innovador, cuyas obras han tenido “un acercamiento temerario hacia la composición que cambiado el orden cláisco definido desde el Renacimiento”.

Con este artista, la curadora inicia la muestra, un modo de intentar señalar la importancia de la continuidad y el respeto del pasado. Y por otra parte, Curiger desea que este gran maestro transmita la idea de revolución de lo ordinario también a los artistas de hoy.

Presencia suiza

 Suiza no solo esta presente con Curiger, también hay artistas. Fischli & Weiss, Pipilotti Rist y Urs Fischer por mencionar algunos de los más conocidos. Pero también han jóvenes representantes como Mai-Thu Perret, Shahryar Nashat y Fabian Marti.

Y si bien Giovanni Carmine, quien apoya la labor de Curiger, admite que esto se debe en parte al origen de ella, subraya: “Es necesario recordar que el arte suizo se integra ampliamente e la escena internacional. Vivimos en un mundo globalizado en el que los artistas no solo se definen por su nacionalidad, sino más sobre los temas de sus obras o las formas empleadas para sus trabajos”.

Y no faltan las sorpresas: “Por ejemplo, Jeanne Natalie Wintsch, artista outsider suiza muerta en la década de los 40, que presentamos al público internacional por primera vez con una gran selección”.

Riesgoso

Esta vez la muestra de la Biennale se distingue por una presencia significativa de artistas jóvenes: de los 84 que se exponen, cerca de 30 son menores de los treinta años. “Es una Biennale que asume riesgos. No solo se exponen grandes nombres, sino que se pueden ver muchas producciones artísticas que parecen particularmente interesantes en consideración del actual momento histórico”, explica Carmine.

Quien acuda a Venecia a partir de este 4 de junio se encontraran con una exposición, “que espero les quede en la memoria por su carácter entretenido y un poco caótico. Una muestra que decidió inclinarse por el trabajo de los artistas, en lugar del espectáculo y, ahora, que estamos por iniciar, puedo decir que si lo hemos logrado”, concluye Giovanni Carmine.

Biennale

La 54 Exposición Internacional de Arte de Venecia se inagura este 3 de junio y permanece abierta del 4 de junio al 27 de noviembre de 2011.

Los países participantes financian la muestra. Esta vez se trata de 88. Por primera vez están Andorra, Bangladesh, Haití y Arabia Saudita.

Otros países que han vuelto a Venecia luego de una significativa ausencia son: Congo (última participación en 1968), India (1982), Irak (1990), Zimbabue (1990), Sudafrica (1995), Costa Rica (1993) y Cuba (1995).

End of insertion

Presencia Suiza

Thomas Hirschhorn con ‘Crystal of Resistance’, en el pabellón suizo en el Castillo de Giardini.

Andrea Thal es la curadora de ‘Chewing the Scenery’, un proyecto multifacético en el Teatro Fondamenta Nuove (Cannaregio 5013). Una instalación fílmica de Pauline Boudry y Renate Lorenz, una dramatización instalativa de Tim Zulauf / KMUProducktionen, dos presentaciones en junio y septiembre con presentaciones, conciertos y otras citas son partes de esta muestra.

 

(Fuente: Oficina Federal de la Cultura)

End of insertion

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Los comentarios de este artículo han sido desactivados. Puede encontrar una visión general de los debates en curso con nuestros periodistas aquí. Por favor, únase a nosotros!

Si quiere iniciar una conversación sobre un tema planteado en este artículo o quiere informar de errores factuales, envíenos un correo electrónico a spanish@swissinfo.ch.

Compartir este artículo

Únase a la conversación

Con una cuenta de SWI, tiene la oportunidad de contribuir con comentarios en nuestro sitio web.

Conéctese o regístrese aquí.