Navigation

2021: Pro Helvetia abre representaciones en Sudamérica

Los participantes del proyecto ¡"Explotar"! Rainbow Riots, promovido por Explotar! Plataforma, Sesc SP, junto con artistas invitados, en 2017, en la ciudad de São Pablo. Los eventos abordaron la actuación, la música, el activismo queer, la moda y la posibilidad de reinventarse a sí mismo más allá de los límites de la normatividad. Arquivo Explode! Platform

Después de tres años de impulsar un proyecto piloto, a partir de 2021 Pro Helvetia se propone consolidar la relación artística entre Suiza y Sudamérica. Para ello inaugurará oficinas permanentes en San Pablo, Santiago de Chile, Bogotá y Buenos Aires.

Este contenido fue publicado el 03 enero 2021 - 10:00
Clarissa Levy, em São Paulo

Cuando leyó el mensaje electrónico en un primer momento a Janaína Lobo le costó comprenderlo. Curadora y productora de un festival de danza contemporánea en el Nordeste de Brasil, no tenía la costumbre de recibir invitaciones a viajes internacionales de investigación. Con su actividad fuera del considerado "eje central" de las artes en Brasil -que sigue concentrado especialmente en la región del sudeste del país, entre Río de Janeiro y San Pablo-, la artista se sorprendió cuando comprendió que la invitación era para acompañar un festival de danza en Suiza con todos los gastos pagados.

El equipo de JuntaEnlace externo, Festival Internacional de Danza que existe desde hace seis años en Teresina, Piauí, estaba en el radar del Programa de promoción de intercambios culturales entre Suiza y América del Sur. Con el objetivo de promover la colaboración y el intercambio entre artistas del país alpino y el sur del mundo, el Consejo Suizo de las Artes Pro HelvetiaEnlace externo había identificado ese festival brasilero, famoso por promover reflexiones políticas a través de la danza.

Después del viaje de prospección a Lausana, el equipo del Festival Junta se integró al grupo de iniciativas apoyado por Pro Helvetia en Brasil. En colaboración con la fundación suiza, planificaron una práctica de cuatro semanas con el objetivo de reunir a bailarines locales de Piauí y de Suiza, la que a la postre tuvo que ser aplazada debido a la pandemia.

La relación de colaboración entre los artistas de los dos continentes fue posible gracias a Coincidencia, proyecto piloto de Pro Helvetia que busca darles seguimiento y articulación a iniciativas artísticas en Sudamérica. Teniendo en cuenta el ejemplo del Festival Junta, sobresale el esfuerzo exitoso de la organización helvética para contactar artistas de diversas latitudes y países. Incluso, yendo más allá de las zonas centrales, las más tradicionales de los países sudamericanos donde se concentra, normalmente, el mercado artístico local.

Desde hace tres años el programa Coincidencia apoyó cerca de 280 diversos proyectosEnlace externo, entre exposiciones, actuaciones, viajes. El intercambio artístico en el continente es evaluado como un éxito. En 2021 la fundación helvética seguirá fomentando la creación artística. Lo sorprendente es que para Sudamérica Pro Helvetia decidió impulsar un esquema tentacular, con una oficina central en Santiago de Chile y otras tres repartidas por el resto de la región.

La nueva estructura le permitirá consolidar las relaciones internacionales ya existentes, aumentando a siete el número de regiones donde está presente mediante una red global de oficinas en el exterior. Más allá de la nueva sede regional sudamericana con representaciones en Chile, Brasil, Argentina y Colombia, la fundación helvética tiene sedes en Rusia, India, Egipto, África del Sur, China y Francia.

En una exposición apoyada por Pro Helvetia, la artista suizo-chilena Ingrid Wildi analiza críticamente la modernidad y el colonialismo, especialmente en relación con sus consecuencias sobre los seres humanos, la sociedad y la naturaleza. Pro Helvetia

En una exposición apoyada por Pro Helvetia, la artista suizo-chilena Ingrid Wildi analiza críticamente la modernidad y el colonialismo, especialmente en relación con sus consecuencias sobre los seres humanos, la sociedad y la naturaleza.


“Antes, Pro Helvetia no tenía presencia activa en Sudamérica. Era una pena, ya que es impresionante el potencial artístico y la diversidad cultural de América del Sur”, subraya María Angie Vial, coordinadora del programa en entrevista con swissinfo.ch. Para Vial, la apertura de nuevas sedes significa la oportunidad para que los artistas aborden temas y cuestiones importantes que son relevantes tanto para la sociedad suiza como sudamericana”.

Como sucede en otras regiones, la oficina de América del Sur es financiada por el Consejo Suizo de las Artes, con fondos decididos por el Gobierno y el Parlamento. La inversión ronda los 640 000 francos, monto en el que se incluyen los costos operativos, de personal y los proyectos sostenidos. En la práctica, la oficina asegura la prospección de iniciativas artísticas, inicia contactos y define colaboraciones de cofinanciamiento de grupos y actores locales.

“Lo que implica que los fondos reales de los proyectos, muchas veces, son mayores que la contribución parcial de Pro Helvetia”, explica Vial. “En nuestra perspectiva, es esencial que los presupuestos se usen de la forma más eficaz, ya que con los fondos disponibles podemos lograr un impacto muy bueno”, sostiene.

Vial, que además de coordinar las actividades de Pro Helvetia cuenta con una amplia experiencia como productora cultural, observa el enorme interés de los artistas suizos en la escena latinoamericana. “La región produce un impacto cultural electrizante”, enfatiza.

La apertura de las oficinas en esos diversos países de la región constituye el medio para expandir la colaboración artística promovida por Coincidencia. Creada a raíz del mensaje federal sobre política cultural 2016-2020 del Gobierno suizo, el programa profundizó la colaboración entre profesionales e instituciones de Suiza y de los países sudamericanos.

Diversidad continental

Además del innovativo Festival de Danza Junta, fueron apoyados decenas de otros colectivos y artistas. “Priorizamos iniciativas culturales con temas principalmente relacionados con la memoria, la construcción del territorio, conflicto y posconflicto, contemporaneidad y narrativas no modernas”, explica Vial.

Entre las diversas iniciativas que se han sostenido hasta ahora, hay varias prácticas vivenciales de inmersión de artistas de diferentes nacionalidades. En Argentina, por ejemplo, entre marzo y abril del 2019 y con el apoyo de Pro Helvetia, se realizó una práctica colaborativa en la que participaron la artista suiza Julie Beauvais, el director fotográfico francés Horace Lundd y la creadora argentina Natalia Chami. La misma se realizó en la patagónica Península de Valdés.

Durante esta experiencia se prepararon materiales y se promovieron inspiraciones para la videoinstalación "Orlando", una exposición que parte de la novela épica de Virginia Woolf sobre una figura andrógina que incorpora un nuevo paradigma posbinario.


Para la obra, Julie Beauvais propone una coreografía de movimientos expansivos y lentos. En la Patagonia, "el objetivo principal era explorar nuevos lugares, horizontes y vientos poderosos", describe la artista. Pro Helvetia

Otra experiencia apoyada por la fundación suiza fue la plataforma  Explode!Enlace externo (¡Explota!) en Brasil. Catorce artistas se encontraron en la región oriental de la ciudad de San Pablo para compartir una práctica de cuatro semanas, experimentando nociones de género, clase, raza, pedagogía e inmigración.  “Construimos un espacio de estímulo colectivo", explica João Simões, uno de los curadores del evento.

Como fruto de esta práctica, la plataforma ¡Explotar!, participó en talleres, Enlace externo presentaciones y exposicionesEnlace externo, tanto en San Pablo como en Suiza.  Buscando “provocar reflexiones sobre un sistema que regula y oprime cuerpos, códigos, conductas y subjetividades”. También el proyecto se conectó con otros artistas helvéticos, en particular de PartoutEnlace externo – una plataforma de performance ubicada en Brasilia.

Explode! Rainbow Riots foi um fruto da residência Explode! em parceria com o Sesc SP, Umlilo & Stash Crew e artistas convidados, em São Paulo, 2017. O encontro instaurou espaços de coragem e invenção de expressões de sexualidade e modos de vida. Pro Helvetia

A pesar de la pujanza artística, muchos países latinoamericanos confrontan una realidad dominada por la escasa inversión en la cultura. En el análisis de Vial, el desequilibrio y la desigualdad económicas en el sector cultural están aumentando. Para ella, este es un momento propicio para consolidar la colaboración e involucrar aún más a los artistas locales.

"También es importante que podamos garantizar la continuidad y el apoyo sobre una base democrática, que podamos proteger la libertad inherente y los valores de la libertad de expresión", señala.

La nueva dirección

La oficina de Pro Helvetia en América del Sur funcionará de manera descentralizada para cubrir toda la extensa región, reuniendo actividades culturales muy diversas.

El equipo se dividirá en cuatro bases en diferentes países y teniendo en consideración las variaciones lingüísticas. A la cabeza de la dirección general fue designada María Vial, que ya fungió como responsable del proyecto Coincidencia para Chile, Bolivia y Perú.

Los otros responsables para el intercambio cultural Suiza-América del Sur son Santiago Gardeazábal (Bogotá, Colombia); Ariel Charec, curador especializado en arte digital y música electrónica (Buenos Aires, Argentina), y el crítico y curador João Paulo Quintella (San Pablo, Brasil).

End of insertion

 Con la llegada oficial de Pro Helvetia a Sudamérica, Vial afirma "no estamos interesados en exportar cultura. Por el contrario, promovemos la cooperación. En esencia, se trata de crear espacios compartidos, donde el diálogo y el intercambio cultural sean posibles".

Traducido del portugués por Sergio Ferrari

Los comentarios de este artículo han sido desactivados. Puede encontrar una visión general de los debates en curso con nuestros periodistas aquí. Por favor, únase a nosotros!

Si quiere iniciar una conversación sobre un tema planteado en este artículo o quiere informar de errores factuales, envíenos un correo electrónico a spanish@swissinfo.ch.

Compartir este artículo