Navigation

Cuarenta años de cine suizo en 1.800 páginas

'Los hacedores de suizos' (1978), una comedia satírica de una época en la que el cine helvético era menos complaciente con la propia Suiza.

En colaboración con el Festival de Cine de Locarno, la Cinemateca Suiza publica una obra voluminosa que presenta la producción cinematográfica helvética del año 1966 al 2000.

Este contenido fue publicado el 03 agosto 2007 - 15:31

El libro cataloga más de 1.200 largometrajes: desde los clásicos que hicieron historia hasta las cintas eróticas, así como obras inconclusas y desconocidas que jamás fueron proyectadas en un cine.

Intitulada 'Historia del cine suizo 1966-2000', la obra se divide en dos tomos y pesa cinco kilos. Cita los grandes nombres del cine suizo sin excluir a los churros cinematográficos y a unas 60 cintas eróticas, inclinadas al segmento pornográfico.

"Evidentemente el libro no es representativo del cine que se hacía aquí en ese periodo y resulta ser también una obra anecdótica. La producción erótica de la década de los años 70 fue suficientemente importante hasta los principios de la década de los 80", confía Hervé Dumont, quien presenta este viernes el libro en el Festival de Locarno.

Director de la Cinemateca Suiza y coautor del libro, Dumont precisa que en esa época los filmes eróticos "producidos con poca profesionalizad tenían gran aceptación en las salas de cine, tanto en Suiza como en el extranjero. ¡Incluirlos en el inventario no fue tarea sencilla!"

Capítulo oculto

Este tipo de cine constituye, en efecto, uno de los capítulos ocultos de la producción local. Por consecuencia, no ha sido catalogado ni por la Oficina Federal de la Cultura (OFC), ni por SWISSFILMS, órgano de promoción del cine suizo.

"Quisimos mantener esos filmes ya que queríamos ser lo más exhaustivo posible, pero representan apenas una ínfima parte de la obra", subraya Hervé Dumont. A título de ejemplo, 'Histoire de 'Q' fue lanzada en 1976 con el eslogan: "El máximo filme erótico jamás rodado en Ginebra."

Hayek cineasta

El libro comenta también en detalle las producciones de autores calificados bajo el rubro del 'nuevo cine suizo', tales como Alain Tanner, Claude Goretta, Daniel Schmid o Michel Soutter, por citar algunos de sus representantes. El lector encontrará en el libro una sinopsis y la historia de cada película.

Pero la obra resguarda también algunas curiosidades. Señala, por ejemplo, que el actual patrón del grupo Swatch, Georges Nicolas Hayek, realizó dos largometrajes: 'Le pays de Guillaume Tell' en 1955 y 'Family Express' en 1972.

Filme de Frédéric Maire

Entre los 1.220 largometrajes mencionados figura 'Ferme à vendre' (1982) de Frédéric Maire, actual director artístico del Festival de Cine de Locarno. El libro recuerda también que la Palma de Oro de Cannes de 1982: 'Yol', de los turcos Yilmaz Güney y Serif Gören, se trata también de una producción helvética.

Tampoco escapan pasajes que evocan los reveses del destino que han sufrido los realizadores suizos. Se menciona el desastre de 'Supersaxo', de Etienne Delessert. Ese filme inacabado de 1986 habría sido el primer largometraje de animación helvético. "Fue un escándalo el que nadie quisiera tomar el riesgo de llevarlo a término, era una iniciativa apasionante", se indigna Hervé Dumont.

Un cine suizo comprometido

"El cine suizo de finales del siglo XX se distingue por su diversidad, su calidad irregular y sus temas recurrentes, machacados", constata Hervé Dumont. La primera preocupación de los jóvenes cineastas fue corregir la imagen de tarjeta postal de Suiza transmitida por los medios y la publicidad.

"Querían denunciar las manipulaciones, las injusticias. Lo hicieron con pasión y a menudo aprendiendo a filmar rodando las escenas. Muchos se inclinaron por los excluidos de la sociedad o salieron de Suiza para rodar documentales de investigación en Latinoamérica, África o Asia para ampliar su horizonte, para respirar."

Otros intentaron a través de los 'road movies' ilustrar un tipo de búsqueda interior. Hervé Dumont subraya que muchas de esas películas "se han olvidado actualmente, con o sin razón", y que contribuir a su redescubrimiento es uno de los objetivos del libro presentado.

swissinfo y agencias

Historia del cine suizo 1966-2000

Tres mil ejemplares del compendio de dos tomos de la obra estarán disponibles en las librerías a partir del 8 de agosto.

Veinticinco personas trabajaron durante cerca de once años para dar término a la obra, dirigida por Hervé Dumont, director de la Cinemateca Suiza y María Tortajada, profesora de la Universidad de Lausana.

La realización de la obra costó 1,3 millones de francos y fue financiada principalmente por el gobierno federal y por fondos privados.

Por ahora, sólo estará disponible en francés. Su traducción en alemán deberá iniciar en menos de un año.

El libro es la segunda parte de un primer volumen que cubrió el periodo de 1895 a 1965, publicado hace veinte años pro el propio Hervé Dumont.

End of insertion

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo