Navigation

Dos cintas latinoamericanas premiadas en Friburgo

'El Camino', de Ishtar Yasin, recibió el Premio Especial del Jurado Internacional.

La vivacidad del cine latinoamericano no pasó desapercibida en la 22ª edición del Festival Internacional de Cine de Friburgo; ni para el público, que lo recibió con entusiasmo, ni para el jurado, que premió dos cintas.

Este contenido fue publicado el 09 marzo 2008 - 08:29

La película costarricense 'El Camino' y la mexicana 'La Zona' conquistaron tres de los siete galardones principales. Como ya es habitual en este festival, Asia y Latinoamérica multiplican simpatías.

La película 'Flower in the Pocket', del realizador malayo Liew Seng Tat, obtuvo 'La Mirada de Oro', el galardón más prestigioso que otorga cada año el Festival de Friburgo y que cuenta con el apoyo financiero de la ciudad y el cantón de Friburgo.

Este largometraje de 97 minutos presenta la cotidianeidad de Li Ahh y Li Ohm, dos pequeños hermanos que viven con su padre, Sui, un esclavo del trabajo y con poco tiempo para atender a sus hijos.

El Jurado Internacional, presidido por la joven directora argentina Celina Murga, fundamentó su decisión en "la mirada tierna y poética sobre una realidad compleja y rica de la sociedad, sin olvidar la aventura cinematográfica".

El mismo jurado concedió el Premio 'Oikocredit Suizo' a la película china 'He Fengming' (Fengming, crónica de una mujer china).

Por su parte, el Jurado de los Jóvenes concedió el galardón 'E-CHANGER' –otorgado por la ONG homónima- a la cinta taiwanesa 'God Man Dog', de Singin Chen.

El tribuno de la Federación Internacional de la Prensa Cinematográfica (FIPRESCI) distinguió el filme surcoreano 'Fille de la terre noire' (La Niña de la Tierra Negra), que obtuvo también el premio 'Don Quijote' de la Federación Internacional de los Cine-Clubs.

El sello latinoamericano

'El Camino', de la realizadora Ishtar Yasin, nacida en Moscú, de padre chileno y madre iraquí, recibió el Premio Especial del Jurado Internacional.

Yasin, que vive desde años en Costa Rica, su país de adopción, concibió varios cortometrajes antes de 'El Camino', que es su primer largometraje.

Esta poética y conmovedora producción cuenta una parte de la vida de Soslaya, de 12 años, y de su pequeño hermano Darío, quienes viven con su abuelo en un barrio marginal de Managua, capital de Nicaragua.

Y el largo y tormentoso viaje que realizan solos hacia la limítrofe Costa Rica, en busca de su madre, que partió hacia ese país ocho años antes y de quien perdieron todo rastro. Ese viaje confronta también al espectador con el drama de la explotación sexual infantil, un flagelo extendido en muchos países del Sur.

'El Camino', una de las revelaciones de esta edición del festival, conquistó también el premio que otorga el Jurado Ecuménico y financian las ONG suizas Acción Cuaresma y Pan para el Prójimo, ambas activas en la cooperación al desarrollo.

El otro filme latinoamericano laureado este año fue 'La Zona', del director Rodrigo Plá, nacido en Uruguay pero que vive desde años en México. Esta cinta recibió el Premio del Público, uno de los más anhelados por los realizadores.

El Premio del Público, que tiene en cuenta el voto de los espectadores después de cada función, es financiado por la Agencia Suiza para la Cooperación y el Desarrollo (COSUDE).

Hacia el futuro... más presencia latinoamericana

"Tanto la selección de la competición oficial como las películas latinoamericanas presentadas ha sido lo que más motivó a los espectadores y los convocó a asistir a las funciones", explica a swissinfo el nuevo director artístico del festival, Edouard Waintrop.

Esto "me hace pensar que para el 2009 acentuaremos la presencia latinoamericana", señala al tiempo que destaca la estrecha relación entre el público que asiste al Festival Friburgo y la cinematografía iberoamericana.

Waintrop, quien se muestra optimista a la hora de trazar un balance final, subraya como principal punto positivo "que el público entendió los cambios que estamos introduciendo en esta nueva etapa de renovación del festival y nos dio su confianza".

Tono positivo que comparte su colega Franziska Burkhardt, directora administrativa del festival, quien califica esta edición "como muy buena, resultado de un excelente trabajo de equipo".

"Nuevamente, el Festival de Friburgo conquistó al público que se mantiene –cuantitativamente– estable, con un pequeño aumento a pesar de haber presentado una decena menos de proyecciones durante toda la semana con relación al 2007", concluye.

swissinfo, Sergio Ferrari, Friburgo

Datos clave

Tras esta edición el Festival de Friburgo se mantiene como uno de los 4 principales festivales de cine en Suiza.

Según estimaciones provisorias antes de la clausura, este año hubo 25.500 espectadores en la salas de Friburgo.

Los organizadores calculan en 2.400 las personas que frecuentaron los encuentros, foros, seminarios paralelos a las proyecciones.

'Planeta Cine', la actividad dirigida a los estudiantes, reunió a más de 9.000 en 53 proyecciones de 13 filmes.

El 79 % de los estudiantes participantes son de lengua francesa; el 21 % de lengua alemana.

End of insertion

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo