Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

El arte no conoce la crisis

'Puzzleman', escultura del artista estadounidense Matt Johnson, en Art Basel 2009.

(swissinfo.ch)

La 40ª edición de Art Basel convierte un año más a Basilea en la capital mundial del arte contemporáneo. Más de 60.000 visitantes, galeristas, artistas y coleccionistas abarrotan hasta el domingo los pasillos de la mayor feria del mundo.

La 'madre de todas las ferias' abrió sus puertas para coleccionistas y VIP el lunes pasado, mientras que la inauguración para el público fue el miércoles. Se iniciaba así el evento que atrae a orillas del Rin a galerías, coleccionistas y amantes del arte llegados de los cuatro puntos cardinales.

Las cifras son para quitar el hipo al más pintado. En cuatro días pasarán por Basilea 300 galerías internacionales (seleccionadas con un rigor legendario) 2.500 artistas, cientos de periodistas acreditados y más de 60.000 amantes del arte que se dejarán unos 45 francos (30 euros) en la entrada. El 'show' propiamente dicho se divide en dos partes bien diferenciadas.

La primera es Art Unlimited, que exhibe las obras de gran formato imposibles de montar en espacios convencionales. Esta sección está dirigida por el comisario Simon Lamunière y es el gran imán que atrae a la mayoría de visitantes.

La segunda parte presenta a todas las galerías invitadas que muestran sus propuestas en el Hall 1 de Messe. Entre ellas cabe destacar una importante presencia española con galerías como las de Pepe Cobo, Juana de Aizpuru, Elba Benítez, González o Helga de Alvear, entre otras.

En cuanto a las obras presentes, los especialistas destacan el monumental cuadro de Andy Warhol presentado por la galería suiza Bischhofberger. Los rumores en los pasillos afirmaban que la pieza en cuestión habría sido vendida a un magnate ruso por la friolera de unos 80 millones de dólares.
Otras piezas destacadas son 'The Ballad of Sexual Dependency' de Nan Goldin, las gigantescas telas de Sigmar Polke o la invención luminosa de Anthony Mc Call, entre otras innumerables (e inabarcables) obras.

La crema del arte contemporáneo en escena

Pero en una semana en la que las propuestas abundan y el visitante duda entre uno y otro 'cocktail' o un encuentro VIP y el siguiente, hay un evento que brilla con luz propia. Estrenada en Manchester en 2007 y jamás vuelta a presentar, la propuesta 'Il Tempo del Postino' se ha convertido en la comidilla del "todo Basel".

Esta obra, presentada en el Teatro de Basilea, reúne a algunos de los mayores nombres del arte de hoy. Nombres del calibre de Matthew Barney, Olafur Eliasson, Fishli & Weiss, Tacita Dean, Doug Aitken, Thomas Demand, Douglas Gordon, Carsten Höller, Pierre Huygue, Anri Sala, Rirkrit Tiravanja (con el músico Arto Lindsay en escena), Doug Aitken, Trisha Donnelly, Dominique Gonzalez-Foerster, Tino Sehgal, KooJeong-A y Liam Gillick.

A lo largo de casi tres horas de espectáculo, cada uno presenta su propuesta enlazada con la anterior como una secuencia casi ininterrumpida. Un trabajo alrededor del tiempo en el que los artistas dominan el tiempo que los observadores pasaban ante cada pieza.

En charla de café posterior al espectáculo, los críticos de medios europeos tan influyentes como 'Le Monde', 'El País' o 'Le Temps' coincidían en rendirse ante la abrumadora apuesta de Art Basel en asociación con la Fundación Beyeler y el Gobierno de Basilea.

Joyas españolas en Basilea

Otra sorpresa de esta feria puede descubrirse hasta el domingo en pleno corazón de la ciudad. En la céntrica Füglistaller el joyero y diseñador español Chus Burés presenta al público una serie de joyas realizadas en colaboración con artistas del prestigio de Miquel Barceló, Jesús Soto, Louise Bourgeois, Santiago Sierra, Cinzia Ruggeri o Jiri George Dukoupil.

Chus Burés se declaró satisfecho de su intervención en Basilea y afirmó "sentirse más a gusto en un contexto de artistas" que de joyeros en sentido estricto. Sus propuestas artesanales están hechas en materiales nobles como son el oro y la plata, además de incluir diamantes y otras piedras preciosas.

Las creaciones del español forman parte de diversas colecciones públicas y privadas entre las que destaca el Stedelijk Museum de Ámsterdam. Se han expuesto igualmente en Colonia (Alemania) o Besançon (Francia). Según explicaba Burés, su obra representa un diálogo entre el diseño y el arte, que abre "nuevas visiones en el debate actual de la escena del arte contemporáneo".

Ferias paralelas

Pero no todo se limita a Art Basel. El colosal atractivo de la feria y la enorme cantidad de visitantes han provocado una eclosión de pequeñas y medianas ferias paralelas que intentan aprovechar el tirón de la 'hermana mayor' de Messe Platz.

Entre ellas cabe destacar Miami Design, dedicada al mobiliario de diseño y firma para bolsillos muy bien surtidos. Dirigida por la joven Ambra Medda y Craig Robbins, esta feria cuenta con clientes del prestigio de Brad Pitt, quien se ha dejado caer este año por sus locales por segundo año consecutivo.

Otro evento significativo es el Volta Show, feria más 'rompedora' que Art Basel y donde se pueden ver tendencias más rabiosamente actuales. Creada en 2005 por Friedrich Loock, Uli Voges y Kavi Gupta, Volta propone arte joven a precios "asequibles" que oscilan entre 2.000 y 15.000 euros la pieza. Otra opción para los coleccionistas más osados es Liste, feria paralela organizada en el edificio de las antiguas destilerías Warteck.

En estos días se espera con gran interés la charla magistral que dará el arquitecto Peter Zumthor, flamante ganador del Premio Pritzker (el Nobel de Arquitectura). Otras personalidades vistas en la feria han sido el magnate ruso Roman Abramovich (de quien se comenta que habría sido el comprador del gigantesco Andy Warhol de 1979), el celebrado fotógrafo español Alberto García-Alix ,con su inseparable Leica, o el artista americano Jeff Koons.

A pesar de que 'la feria de todos los superlativos' no comunica jamás cifras ni volumen de negocio, el moderado optimismo reinante y las sonrisas aliviadas de los galeristas hacen pensar que, a pesar de la crisis, el arte contemporáneo seguirá siendo un valor a tener en cuenta por mucho tiempo.

Rodrigo Carrizo Couto, Basilea, swissinfo.ch

Art Basel

Art Basel, y su hermana gemela Art Basel Miami Beach, ocupan el primer puesto incontestado a escala mundial entre las ferias de arte contemporáneo, muy por delante de sus competidoras Frieze (Londres), FIAC (París) o ARCO (Madrid).

En 2009 se presenta la 40ª edición de la feria que convoca a los más grandes nombres del arte contemporáneo mundial.

Con 300 galerías, 2.500 artistas invitados, miles de periodistas acreditados y más de 60.000 visitantes, Art Basel es sin duda unos de los eventos mayores de la vida cultural de Suiza y de toda Europa.

Fue creada en Basilea por el mecenas y coleccionista Ernst Beyeler en 1968. Su primera edición tuvo lugar en junio de 1970 con 90 expositores.

En su edición 2008, se presentaron más de 300 galeristas y expositores llegados de Europa, Asia y América. El mundo árabe, China e India comienzan a tener una presencia cada vez mayor entre los nuevos coleccionistas.

La gestión de Art Basel corre por cuenta de Messe Schweiz, empresa que se ocupa igualmente de eventos como Baselworld, la feria mundial de relojería y joyería.

Fin del recuadro


Enlaces

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

×