Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

El retorno de Picasso a Suiza



El Kunsthaus de Zúrich ofrece la posibilidad de revivir la exposición de 1932 dedicada a la obra de Picasso.

El Kunsthaus de Zúrich ofrece la posibilidad de revivir la exposición de 1932 dedicada a la obra de Picasso.

En el Kunsthaus de Zúrich se celebró en 1932 la primera retrospectiva de la obra de Picasso. A partir del 15 de octubre se podrán contemplar muchas obras del artista español.

El comisario de la exposición, Tobia Bezzola, resume los detalles de la muestra.

“La exposición de 1932 fue revolucionaria solo por el hecho de haberse podido llevar a cabo”, afirma Tobia Bezzola, comisario de la retrospectiva 2010. “Los Museos de Arte Moderno tal y como los conocemos hoy en día se crearon en los últimos 25 años”.

Antes de la Segunda Guerra Mundial solo existían unas cuantas instituciones –en Suiza, Holanda y los Estados Unidos– que exponían arte moderno. “En los otros museos, se podían ver los cuadros de antiguos maestros como Delacroix, Courbet, Rubens o Velázquez”.

El mero hecho de que la obra de Picasso fuera exhibida en un museo y no en una galería fue toda una excepción, aunque en 1932 el pintor ya disfrutara de una gran renombre y sus obras eran las más caras y las más conocidas, indica Tobia Bezzola.

Picasso tenía ya 50 años cuando se realizó la exposición y como rareza, el pintor era el propio comisario de la muestra. “Se trataba de una especie de punto de vista personal que Picasso planteaba sobre sus treinta años de creación”, según Tobia Bezzola. “Antes, Picasso solamente había realizado algunas exposiciones con una veintena de obras”.

En 1932 se presentaron 225 pinturas, de las que cerca de un tercio procedían de la colección personal de Picasso. Unas 30 de ellas fueron puestas a la venta y el propio Kunsthaus de Zúrich adquirió una.

El centenario del Kunsthaus

El Kunsthaus celebra este año su 100 años de historia. Para conmemorarlo se ha querido “recrear” la exposición de 1932 con una apuesta ganadora: la institución ha logrado conseguir una gran parte de las obras expuestas hace casi 80 años.

“Durante años no ha habido otra retrospectiva de la obra de Picasso. La última se remonta a los años 80”, explica Bezzola. “Después, solo se produjeron algunas exposiciones parciales destacando algún aspecto de su creación”.

Es algo que no tiene sentido debdo a los costes de los seguros. No hay muchas instituciones que puedan permitirse hacer una gran retrospectiva. “El hecho de que quisiéramos reconstruir científicamente la exposición histórica de 1932 nos ha dado los argumentos para convencer a los dueños para que pongan a nuestra disposición las pinturas del maestro”.

Le llevó cerca de cinco años a Bezzola y sus colaboradores identificar las pinturas expuestas en 1932. Una enorme trabajo debido a que el catálogo no contenía ninguna reproducción, sino solamente números y títulos de las obras.

“Una evolución abigarrada y endiablada”

Tobia Bezzola está impaciente por ver cómo va a funcionar la reconstrucció ante una público que tendrá la oportunidad, a través de esta nueva retrospectiva, de admirar y de identificar la diversidad y la capacidad de evolución del artista. Lo que es particularmente notable en él son “sus permanentes cambios de parecer”. El comisario está feliz de mostrar esta evolución “abigarrada y endiablada”.

La exposición ha excluido la presentación de obras posteriores. Sin embargo, según Tobia Bezzola, Picasso ya había desarrollado su repertorio formal: “Es indiscutible que su obra anterior a 1932 fue la más importante”.

Así, la muestra no tiene en cuenta la imagen de pacifista que Picasso se forjó con su paloma de la paz y, especialmente, con el Guernica. “El Picasso de 1932 no era ni pacifista ni comunista. No fue hasta 1937 cuando la Guerra Civil española estalló con toda su furia, y durante la Segunda Guerra Mundial, la Guerra Fría y la Guerra de Corea, cuando se involucró políticamente y se comprometió a través de su pintura”.

“Esta exposición muestra tanto la evolución estilística de los comienzos, en la continuación del arte de finales del siglo y del surrealismo. Lo que podrán ver los visitante son naturalezas muertas, paisajes, retratos, en resumen todos los géneros pictóricos”, concluye el comisario.

La exposición

Del 15 de octubre al 30 de enero en el Museo de Arte (Kunsthaus) de Zúrich.

Lunes: cerrado.

Sábados, domingos, martes de 10 a 18 horas.

Miércoles, jueves, viernes: de 10 a 20 horas.

Horarios especiales durante los días festivos.

Posibilidad de ver la exposición con una guía de audio de manera gratuita.

Fin del recuadro

70 obras

El museo suizo expondrá 70 cuadros de sus primeros tiempos, del denominado periodos azul y rosa.

Las obras proceden de colecciones y museos de Europa, Estados Unidos y Japón.

Fin del recuadro

Pablo Picasso

Pablo Picasso nació el 25 de octubre en Málaga (España) y falleció 8 de abril en Mougins (Francia).

Su obras como como pintor, artista gráfico, escultor y ceramista le hizo uno de los artistas más importantes del siglo XX y ha sido una gran influencia en la evolución del arte moderno .

Fin del recuadro


(Traducción: Iván Turmo), swissinfo.ch


Enlaces

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

×