Navigation

Recuperan dos de los cuadros robados en Zúrich

El director de la colección Bührle, Lukas Gloor, ante los cuadros recuperados. Keystone

La policía de Zúrich recuperó dos de las cuatro pinturas que ladrones armados sustrajeron hace una semana del Museo Bührle, durante el mayor hurto de su género en Suiza.

Este contenido fue publicado el 19 febrero 2008 - 19:58

'Garçon au gilet rouge' (1888/90), de Paul Cézanne, y 'Ludovic Lepic et ses filles'. (1871) de Edgar Degas, las más valiosas de las obras robadas, aún no han sido encontradas.

Dos pinturas impresionistas, 'Branches de marronier en fleurs' (1890), de Vincent van Gogh y 'Champ de coquelicots près de Vétheuil' (1879), de Claude Monet, fueron halladas en un vehículo abandonado en el estacionamiento de un hospital psiquiátrico la tarde del lunes (18.02), según la policía local.

Los cuatro lienzos, valorados en 180 millones de francos (163 millones de dólares), fueron robados de la colección privada Bührle. Los cuadros recuperados tienen un costo estimado de 70 millones de francos.

El director del Museo, Lukas Gloor, que identificó formalmente las pinturas, manifestó su alivio este martes en conferencia de prensa.

"Una herida parcialmente curada"

"La herida que sufrimos el pasado 10 de febrero ha sido curada parcialmente", dijo. "Ambas pinturas están en perfectas condiciones y muestran aún la manera en que fueron creadas".

Gloor agregó que era posible que los ladrones decidieran abandonar las pinturas más grandes para poder moverse con mayor facilidad.

La policía describió el hurto de la semana pasada como el mayor robo cometido en Suiza y casi seguramente, en Europa.

Los tres hombres enmascarados que entraron armados en el museo todavía siguen libres.

Asaltantes armados

Uno de los hombres utilizó su arma de fuego para obligar al personal del museo a tirarse al piso, mientras que los dos otros entraron al pasillo de la exposición y recogieron las cuatro pinturas. El museo estaba abierto en ese momento, con alrededor de 15 visitantes en su interior.

Los hombres medían cerca de 175cm de altura y uno de ellos hablaba alemán con acento eslavo, precisó la policía. Agregó que éste último cargó las pinturas en un vehículo blanco estacionado delante del museo.

Era un automóvil marca Opel que la policía remolcó el lunes tras ser advertida por el personal del hospital -que se encuentra a sólo algunos cientos de metros del museo- de la presencia de un sedán, con pinturas en su interior, en el estacionamiento de la institución.

Amplia operación

Una amplia operación policial se produjo entonces en la que participaron diversos especialistas.

Los funcionarios de la policía no dieron detalles suplementarios sobre el vehículo para evitar obstruir las investigaciones.

Gloor manifestó su satisfacción por el trabajo de la policía.

"Estamos impresionados, pero sabemos que debemos tener paciencia en cuanto al retorno de las otras pinturas a la fundación", agregó.

swissinfo y agencias

Colección Bührle

La colección de arte de Emil Georg Bührle (1890-1956), industrial de Zúrich, está entre las más importantes colecciones privadas de arte europeo reunidas en el Siglo XX.

Buena parte fue adquirida en los años 50; empero, algunas de las obras reunidas durante la II Guerra Mundial, según se supo más tarde, habían sido robadas por los nazis.

En 1960 la familia Bührle colocó 200 piezas en una fundación y la abrió al público. El impresionismo y el post-impresionismo franceses constituyen la base de la colección.

End of insertion

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Los comentarios de este artículo han sido desactivados. Puede encontrar una visión general de los debates en curso con nuestros periodistas aquí. Por favor, únase a nosotros!

Si quiere iniciar una conversación sobre un tema planteado en este artículo o quiere informar de errores factuales, envíenos un correo electrónico a spanish@swissinfo.ch.

Compartir este artículo

Únase a la conversación

Con una cuenta de SWI, tiene la oportunidad de contribuir con comentarios en nuestro sitio web.

Conéctese o regístrese aquí.