Navigation

Violencia de género: "En amor y en guerra"

Escena de 'La sangre llama', de la realizadora sueca de origen cubano Linda Thorgen. pardo.ch

Linda Thorgren, cineasta sueca de origen cubano, lleva a la pantalla de Locarno su primer documental de larga duración: ‘Blood calls you’ (‘La sangre te llama’2010), un documental sobre la violencia intrafamiliar.

Este contenido fue publicado el 13 agosto 2010 - 09:12

En entrevista con swissinfo.ch, la realizadora habla de las motivaciones de su obra y de ese fenómeno social que vivió en carne propia.

Inquirida sobre el título elegido para el documental. Sobre si “la sangre llama” querría decir que la violencia de género es una fatalidad, algo inscrito en la biología y no solamente cultural, algo que, por lo tanto, no se podrá superar nunca, Linda explica:

"El título en realidad viene de una frase que pronuncia mi madre en la escena del viaje a Cuba. Fue idea de mi productora poner esa frase como título del documental porque yo quería ponerle ‘En amor y en guerra’/ ‘In love and in war’, pero así se parecía a otros títulos de películas muy en boga en Escandinavia, y me parece que esto ha hecho pensar a la gente que yo soy “biologista”, pero no es así, todo lo contrario".

swissinfo.ch: Es decir…

La violencia tiene una base cultural, es algo que tiene que ver con la desigualdad entre hombres y mujeres en la sociedad. La violencia de género existe en todos los países del mundo y en todas las clases sociales.

El título escogido tiene que ver con mi historia personal, con el momento en que realicé ese viaje que me llevaba hacia mis raíces y con lo que sucedió, lo inesperado. Además he intentado documentar lo que es encontrarse en una situación tan precaria y también he intentado decir que la familia sí te marca porque hay una cosa que se llama herencia social.

Cualquiera podría encontrarse en una situación similar a la mía, sólo que en mi caso todo es más espectacular, más dramático por aquello de la mezcla de culturas tan diferentes.

Hay que decir que si cada una de nosotras fuera a buscar su historia femenina tres o cuatro generaciones atrás, encontraría, como yo, violencia y/o maltrato hacia las mujeres, tanto en Cuba como en Suecia.

swissinfo.ch: ¿Tú crees que estamos volviendo atrás?, ¿que las chicas ya no ven la relación que existe entre la vida privada y la vida pública?, ¿que “la ropa sucia” se lava en casa y la sociedad nada tiene que decir a este propósito?

L.T. : Tengo la impresión que las mujeres en general no ponen la atención que debieran al asunto feminista, las cosas no se hacen automáticamente, hay que luchar por ellas. Pero al mismo tiempo creo que las cosas lentamente están mejorando, aunque falta la solidaridad entre las mujeres, entre mujeres y hombres, entre las clases sociales, las religiones, entre los países y las razas; la falta de comunicación crea guerras, igual que la falta de empatía.

Necesitamos saber que ninguno es mejor que el otro/la otra. “Pude haber sido yo”, es el pensamiento que debemos tener siempre.
Hoy existe como una soberbia entre las feministas, que faltan de solidaridad para con las más desafortunadas diciendo: “esto NUNCA me iba a pasar a mí”.

swissinfo.ch : ¿La posibilidad de viajar que tienen ahora las personas crea una mezcla de culturas donde las más atrasadas y sexistas pueden neutralizar los avances hechos por aquellas más evolucionadas que, en cambio, consideran los derechos de la mujer como derechos humanos básicos?

L.T. : No creo que las culturas “avanzadas”, en este caso, sean tan avanzadas como pretendemos: lo que pasa es que gentes “bien-educadas” pueden también perder la razón, y usar su poder para ocultarlo, como en el caso de mi padre. Es curioso ver cómo es fácil para la gente juzgar a un inmigrante cubano y no a un intelectual sueco: su crimen es igual.

Lupita Avilés, Locarno, swissinfo.ch

Locarno 2010

La 63ª edición del Festival Internacional del Cine de Locarno tiene lugar del 4 al 14 de agosto.

En esta ocasión se presentan 280 filmes en una docena de secciones de las cuales 50 en estreno mundial y una veintena de óperas primas.

En el concurso internacional se proyectarán 18 cintas, entre ellas dos suizas, que aspiran a conquistar el Pardo de Oro.

End of insertion

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Los comentarios de este artículo han sido desactivados. Puede encontrar una visión general de los debates en curso con nuestros periodistas aquí. Por favor, únase a nosotros!

Si quiere iniciar una conversación sobre un tema planteado en este artículo o quiere informar de errores factuales, envíenos un correo electrónico a spanish@swissinfo.ch.

Compartir este artículo

Únase a la conversación

Con una cuenta de SWI, tiene la oportunidad de contribuir con comentarios en nuestro sitio web.

Conéctese o regístrese aquí.