El llamado a una huelga general en Argelia contra un quinto mandato del presidente Abdelaziz Buteflika tenía un desigual seguimiento este domingo en el país, donde los transportes estaban paralizados y los liceos estaban cerrados pero los comercios y las administraciones abrieron.

Aunque en el centro comercial de Argel, la capital, la mayoría de las tiendas estaban cerradas, para un día laboral, según un periodista de la AFP, comercios en otros barrios de la ciudad sí abrieron, según testimonios. Y la mayoría de las administraciones parecían estar en funcionamiento.

Gran parte de los establecimientos escolares estaban cerrados, y los estudiantes se congregaron en varias ciudades, entre ellas Argel, donde no se produjeron incidentes.

El seguimiento de la huelga general era igualmente desigual en las principales ciudades del país. En cambio en Bejaía, gran urbe de la región de Kabilia (norte), "todo estaba cerrado" según indicó a la AFP una fuente sindical, que habló de "parálisis total de la ciudad".

El viernes, una marea humana desfiló en el centro de Argel por tercera semana consecutiva para reclamar que el presidente Buteflika, quien se encuentra hospitalizado en Ginebra, renuncie a presentarse a un quinto mandato en las elecciones de abril.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


Instagram

Síganos en Instagram

Síganos en Instagram

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes