Navigation

Skiplink navigation

Las tarjetas postales cumplen 150 años

Escenarios como el de esta imagen de 1900 contribuyeron a hacer de Suiza un popular destino turístico. Keystone / Photochrom Collection

El Correo austriaco introdujo las “tarjetas de correspondencia” en octubre de 1869, pero fue un litógrafo de Zúrich el que creó un proceso económico para hacerlas más coloridas.

Este contenido fue publicado el 01 octubre 2019 - 14:49
Keystone-SDA/sm

Las postales proporcionaban una forma sencilla de enviar un saludo rápido y a bajo costo, especialmente para los viajeros, y rápidamente se hicieron populares: en el plazo de un mes desde su introducción, se habían vendido un millón de tarjetas postales.

Las primeras fueron en blanco y negro, y la coloración a mano era la única opción.

El litógrafo Hans Jakob Schmid inventó el proceso de fotocromo para su empleador, la imprenta de Zúrich Orell Füssli. Funcionó así: el negativo en blanco y negro se proyectó sobre 16 losas sensibles a la luz, que luego se imprimieron en varios colores.

Orell Füssli creó una filial de su negocio de fotocromo en 1889, y en 1895 surgió la sociedad anónima Photoglob & Co, que concedió licencias a Londres y Detroit, entre otros lugares. El proceso ganó una medalla de oro en la Exposición Mundial de París en 1900.

En 1913 se llegaron a vender 112,5 millones de postales impresas en Suiza.


Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo