El esplendor del México antiguo

El Calendario Azteca en la exposición de la Galería de l´'Acropole. swissinfo.ch

Una exposición que invita al público a desentrañar, con todos los sentidos, los misterios de civilizaciones que contribuyeron a la formación de México y que conocieron un gran esplendor, tiene lugar en la ciudad suiza de Lausana.

Este contenido fue publicado el 15 marzo 2001 - 14:36

"Enigmas Precolombinos" desvela con sus obras de arte, sus estatuillas, esculturas, máscaras y joyas, las incógnitas alrededor de los olmecas, mayas y aztecas, culturas que florecieron en la región mesoamericana.

"Esas civilizaciones nos emocionan profundamente puesto que son testimonio de una calidad de fuerza y de sueño que parece habernos abandonado. Su luz póstuma continúa llegándonos a través del espacio y del tiempo", explica la Galería de l'Acropole en su edición escrita sobre la muestra.

Concebida en París y desarrollada en Suiza, en donde ha sido acogida con beneplácito desde inicios de año y se mantendrá hasta finales de marzo, la exhibición reúne 60 reproducciones de piezas a través de las cuales el visitante pasa de los misterios del nacimiento de la civilización olmeca a las creencias mexicas en el Quinto Sol inscritas en su famoso Calendario Azteca.

La estrategia para conformar la muestra se reunió alrededor de interrogantes tales como ¿Por qué los mayas desaparecieron?, ¿Quién era Quetzalcóatl? ¿Cómo se jugaba el juego de pelota? ¿Los mexicanos creían en una vida después de la muerte?, ¿Qué contenían los famosos códices?

"El público suizo se encuentra extremadamente sorprendido por la profundidad de lo que ha descubierto. No se trata de culturas solamente bonitas o exóticas sino con una enorme profundidad, con una filosofía sumamente interesante en torno al devenir del hombre", comenta Jean-Francois Buisson, de la Galería de l'Acropole.

Enigmas Precolombinos se inscribe en el marco de las actividades de la Asociación Nueva Acropole, organismo creado hace cuarenta años con el objetivo de redescubrir y hacer conocer la sabiduría de las grandes civilizaciones orientales y occidentales, explica a swissinfo el especialista.

Con medio centenar de centros a través del mundo, la Asociación reúne a historiadores, filósofos, arqueólogos, artistas, representantes de las diversas áreas del saber hermanados por un interés común: el patrimonio cultural y artístico de la humanidad y su difusión a todo el mundo.

En ese contexto, el visitante descubre, con la vista, el oído -hay producción sonora y video- y hasta el tacto -toda vez que en la exhibición se permite tocar las piezas- que la civilización olmeca es la más antigua de la América precolombina (1.600 años AC) y que a ella obedecen las primeras representaciones míticas en esculturas y altares.

La exposición da cuenta de los inmensos adelantos mayas que los llevaron a ser considerados "los griegos del Nuevo Mundo" y que alcanzaron niveles intelectuales y artísticos notables. También se explica círculo a círculo los misterios del Calendario Azteca, la percepción de cada una de esas civilizaciones en torno al más allá.

Una originalidad más de las culturas mesoamericanas: se trata de las únicas en toda América en contar con libros ilustrados llamados códices. Los aztecas los elaboraban sobre papel llamado "ámatl" , los mayas sobre "hunn". En la región mixteca (en el suroriental estado de Oaxaca) se empleaba la piel de ciervo o de jaguar. De ahí proceden los famosos "Códices Borgia", cuyos originales reposan en el Vaticano pero que, en reproducción, pueden ser admirados en la Galería de l'Acropole.

Marcela Aguila

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo