Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Mega exposición de la fundación suiza Corboud en Colonia

Extracto del Retrato de Mujer del pintor suizo Ferdinand Hodler. (www.museenkoeln.de)

Una amplia exhibición de la fundación suiza Corboud, que abarca a los más destacados artistas y estilos de los últimos cinco siglos de pintura europea, tiene lugar estos meses en el Museo Wallraf-Richartz, de la ciudad alemana de Colonia.

La muestra, que comprende 106 cuadros de la colección del médico y filántropo alemán Gustav Rau, se extiende desde el 26 de mayo al 26 de agosto de este año e incluye desde tablas de antiguos maestros italianos, como Fra Angelico y Vittorio Crivelli, hasta obras de artistas de los siglos XIX y comienzos del XX, como los franceses Claude Monet, Auguste Renoir y Edgar Degas, el suizo Ferdinand Hodler, el noruego Edvard Munch y el alemán August Macke.

La amplitud universal y las preferencias personales del coleccionista y humanista alemán Gustav Rau, nacido hace 79 años en Stuttgart, caracterizan los fondos de su legado, cuya fundación, con sede en Colonia, fue entregada al Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) en 1999.

Tras el gran éxito alcanzado en el Musée du Luxembourg, en París, y en la Kunsthal de Rotterdam (Holanda), el Wallraf-Richartz Museum de Colonia y la Fondation Corboud (de Suiza), han organizado esta exposición con una selección de entre las 800 obras que contienen los fondos de la colección Rau.

La colección, íntegramente depositada en la ciudad de Zúrich, cuenta con 240 cuadros de maestros antiguos, 160 de los siglos XIX y XX y 220 esculturas, muebles y piezas artísticas.

Rau desearía encontrar un edificio, ya sea en Suiza o en el exterior, que sirviera de museo para albergar su obra, así como el barón Heinrich Thyssen Bornemisza encontró uno en Madrid, a donde trasladó la riqueza cultural que poseía en Lugano, Suiza.

'Judith', un tondo de sutil encanto pintado por Lucas Cranach el Viejo en 1525; y 'Santo Domingo en oración', una obra creada con inconfundible estilo por El Greco entre 1600 y 1610, figuran, junto con las pinturas del italiano Bernardino Luini, entre las obras renacentistas y manieristas de la exhibición.

'La cocinera', una de las escenas de género pintadas entre 1660 y 1665 por el holandés Gerard Dou, discípulo de Rembrandt, fue la primera obra comprada por Rau en 1958 para su entonces incipiente colección.

Esta imagen, así como la espectacular vista de la 'Plaza de San Marcos', del Canaletto (1740/1750) y el 'Retrato del duque de Harcourt', del francés Jean-Honoré Fragonard (1769), inspirado en la pintura italiana y holandesa, son las obras del barroco y del siglo XVIII seleccionadas, junto con las del galo François Boucher y el inglés Thomas Gainsborough.

Seis obras de Monet, entre ellas el 'Puente de madera de Argenteuil', de 1872; 'El mar en L'Estaque', de Paul Cezanne (1876), 'Retrato de una mujer con rosa', de Renoir (1876), 'Orfelinato en Amsterdam', del alemán Max Liebermann (de 1876), y 'Ventana abierta en Uriage', del francés Pierre Bonnard (1918) cierran este impresionante recorrido por la pintura de los últimos 500 años.

El 'Retrato de una mujer con rosa', de Renoir, cuya imagen ha sido elegida como emblema de la muestra, fue saqueada durante la ocupación de la Alemania nazi de Francia por el mariscal Hermann Göring, jefe de la Luftwaffe, quien se la apropió para su colección privada en Berlín.

Al término de la Segunda Guerra Mundial, la obra fue devuelta a su legítimo propietario, el célebre comerciante en arte Léonce Rosenberg, de París, quien la subastó en la década de 1970 y fue adquirida por Rau.

La última parte de la exposición comprende asimismo obras de uno de los maestros del impresionismo francés, Camille Pissarro; del simbolista y visionario Odilon Redon; del simbolista suizo Ferdinand Hodler; y del representante de la tendencia más intimista del grupo de los nabis, el pintor y litógrafo francés Edouard Vuillard, uno de los precursores de las modernas artes gráficas, cuyo influjo se extendió hasta bien entrado el siglo XX.

El 'Retrato de mujer', de Hodler, incluido en la muestra, fue presumiblemente pintado entre 1884 y 1890 por el artista suizo, nacido en Berna en 1853 y fallecido en Ginebra en 1918.

Se desconoce la identidad de la modelo. Se cree que podría tratarse de Augustine Dupin, a quien Hodler conoció en 1884 y quien permaneció a su lado hasta 1908, momento en que el pintor trabó conocimiento con Valentine Godé-Darel.

Un cuadro de Augustine pintado en 1887 muestra una imagen de mujer con rasgos más enérgicos que los de este 'Retrato...', lo que hace dudar a los entendidos sobre si se trata de la misma persona.

Sin embargo, las dificultades para fecharla no impiden apreciar la gran calidad de la obra, cuya característica principal es la ausencia de elementos decorativos y la unidad que Hodler trató de dar a sus creaciones a lo largo de toda su vida.

Para realizar esta pintura, el artista puso toda su atención en el rostro delicado, vivaz y de expresión espontánea de la modelo, que ha sido destacado muy especialmente por el fondo inestructurado del cuadro.

Juan Carlos Tellechea, Berlín


Enlaces

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

×