Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Obras de Giacometti expone el MoMA en Berlín

Dos de las 90 esculturas de Giacometti expone el MoMa de Nueva York en Berlín.

(Keystone Archive)

El escultor y pintor suizo Alberto Giacometti (Stampa 1901-Coira 1966) es uno de los 104 artistas más destacados del siglo XX, cuyas obras exhibe estos meses el Museo de Arte Moderno de Nueva York (MoMA) en la Neue Nationalgalerie de Berlín.

La exposición se extiende desde el 19 de febrero al 19 de septiembre de este año.

Se trata de la primera muestra de este tipo realizada en Europa por esa institución estadounidense, que posee la mayor colección de arte moderno del mundo.

"Mujer degollada" (1949) y "Manos teniendo el vacío - El objeto invisible" (1934) son las dos esculturas surrealistas en bronce de Giacometti presentadas por el museo neoyorquino, que ha decidido sacar 200 de sus más fascinantes piezas al exterior, mientras su sede de Manhattan es remozada y ampliada durante estos meses por el arquitecto japonés Yoshio Taniguchi.

Giacometti ya fue objeto de dos grandes exposiciones monográficas del MoMA (1965 y 2001) en Nueva York, ratificando así el museo la importancia que concede a este artista helvético en la historia del arte moderno.

Ocho capítulos

La muestra dividida en ocho capítulos y varios subapartados presenta el arte moderno desde sus comienzos con Paul Cézanne en 1885 (con el óleo "El bañista", un clásico del postimpresionismo, pasando por el "fauvismo" de Henri Matisse ("Paisaje en Collioure", 1905), el cubismo de Pablo Picasso y el surrealismo de Salvador Dalí, hasta llegar al "final abierto" de nuestros días con artistas como el inconformista alemán Gerhard Richter.

"Reproducir lo que ve el ojo humano es imposible", decía Giacometti. En toda la historia del arte previa a su obra los artistas representaban la figura tal cual era. Pero su tarea, señalaba el pintor y escultor suizo, era romper con esa tradición y confrontar el fenómeno óptico de la realidad.

Al igual que otros artistas de su generación, Giacometti se sentía más comprometido con la aventura de la creación y menos preocupado por el resultado.

Cada obra representaba para él un paso hacia adelante, un estudio para una nueva obra, en la tarea de alcanzar lo imposible: presentar la realidad tal como aparece ante los ojos y a pesar de ello crear una escultura o una pintura que tenga su lugar, que se reafirme en la historia del arte.

En "Mujer degollada", una figura de pesadilla, en parte mujer, en parte animal y en parte máquina, Giacometti evidencia con toda claridad los violentos y destructivos aspectos de su fantasía, así como su obsesión con los asesinatos por motivos sexuales.

En "Manos teniendo el vacío", en cambio, sus miedos y su pavor ante la nada alcanzan un misterioso punto culminante. Con estas obras surrealistas, Giacometti investigó al mismo tiempo la solidez de los materiales para crear después su notable "Cabeza cubista", en la que muestra a su vez su gran interés por la visión del Hombre.

La franqueza en sus rasgos

Su franqueza en el simbolismo erótico, su abstracción, su adaptación de los sueños y su confianza en lo inconsciente llevaron a Giacometti a entrar en estrecho contacto con los surrealistas. Por un corto lapso participó en sus exposiciones y escribió para sus publicaciones.

Pero, mientras los surrealistas parecían satisfechos cuando hallaban un estilo o un lenguaje pictórico determinados, Giacometti continuaba experimentando y descubría nuevas formas y símbolos como la aterradora "Mano, agarrada por un dedo", un mecanismo diabólico que si funcionara podría destruir la extremidad en pedazos.

"Manos teniendo el vacío" evidencia la intención de establecer conscientemente un juego de palabras e implica al mismo tiempo el sentimiento de la incertidumbre y de la inminente crisis que aparentemente sufrió el artista en 1934. Aunque su título hubiera sido cualquier otro, el clima que genera la obra es profundamente enigmático, como si la figura hubiera quedado sorprendida por el horror en una atmósfera difícil de atrapar, como el aire entre las manos abiertas.

Juan Carlos Tellechea, Berlín

Datos clave

"Mujer degollada" (1949) y "Manos teniendo el vacío - El objeto invisible" (1934) son la obras de Giacometti en la muestra única que presenta el Modern Art de Nueva York en Berlín.

Fin del recuadro


Enlaces

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

×