Navigation

Organizaciones saharauis denuncian un aumento de la represión policial

Este contenido fue publicado el 14 febrero 2021 - 12:10

Argel, 14 feb (EFE).- Organizaciones independentistas saharauis denunciaron hoy un aumento del hostigamiento y la represión policial en las ciudades ocupadas por Marruecos en la antigua colonia española del Sahara Occidental.

En un comunicado enviado a Efe en Argel, la organización "Equipe Media", galardonada en España por su defensa de los derechos humanos, denunció la detención en la ciudad del Aaiún, la más importante del Sahara Occidental, de los activistas Ghali Bouhala y Mohamed Nafaa Boutasoufra, que según sus familiares "se encuentran en paradero desconocido"

"Equipe Media" asegura, asimismo, que la activista Sultana Khaya, en arresto domiciliario, "fue agredida por agentes de policía de Bujador, que lanzaron piedras a ella y a su hermana, causándole heridas en la boca y rompiéndole algunos dientes".

"Sultana y su hermana habían salido a la puerta de su casa para recibir a unas invitadas Policías marroquíes y sus oficiales les agredieron haciendo uso excesivo de la fuerza", afirma la nota, en la que acusa directamente al comisario de la Policía marroquí en la ciudad.

"Este tipo de prácticas inhumanas contra los saharauis muestra las intenciones ocultas de la policía" recalcó antes de asegurar que "otras dos mujeres saharauis, Fatimeto Babi y Maymouna Hamia, fueron agredidas con el fin de sembrar el terror entre los saharauis de la ciudad e impedirles cualquier intento de acabar con el arresto injustificado que padece la familia durante casi tres meses".

La información no ha sido confirmada ni desmentida por Marruecos, ni por fuentes independientes debido a la dificultad de acceder a la zona.

ESCALADA DE TENSION EN LA ZONA

La situación en la antigua colonia española es de alta tensión desde que el pasado 13 de octubre fuerzas armadas marroquíes penetraran en el referido paso de Guerguerat para desalojar a un nutrido grupo de saharauis que habían acampado en la pista para interrumpir un tránsito de mercancías por la zona que el Frente Polisario denuncia como ilegal.

Apenas 24 horas después de la ofensiva, el secretario general del Frente Polisario y presidente de la República Árabe Saharaui Democrática (RASD), reconocida por decenas de países -en su mayoría africanos-, Brahim Ghali, aseguró que suponía una violación del alto el fuego y consideró rota la tregua firmada en 1991.

Un día más tarde, anunció el inicio de acciones bélicas a lo largo del muro levantado por Marruecos en medio del desierto, que según los saharauis se repiten a diario desde entonces y que Rabat ni siquiera comenta.

A las tensa situación, se añadió el reconocimiento por parte de la administración del expresidente de Estados Unidos, Donald Trump, del Sáhara Occidental como parte de Marruecos de manera simultánea a que ese reconociera el Estado de Israel.

El pasado 24 de enero, el Frente Polisario aseguró haber atacado con misiles el paso de Guerguerat, información a la que Marruecos respondió admitiendo las acciones de hostigamiento -a las que restó importancia- y asegurando que la situación en el paso comercial entre Marruecos y Mauritania era "normal y de tranquilidad".

El pasado 8 de febrero, el Polisario aseguró que había logrado penetrar en territorio bajo control de Marruecos y matado a tres soldados marroquíes en un operación, información que no ha sido confirmama ni dementida ni por Marruecos ni por fuentes independientes. EFE

© EFE 2021. Está expresamente prohibida la redistribución y la redifusión de todo o parte de los contenidos de los servicios de Efe, sin previo y expreso consentimiento de la Agencia EFE S.A.

Compartir este artículo

Únase a la conversación

Con una cuenta de SWI, tiene la oportunidad de contribuir con comentarios en nuestro sitio web.

Conéctese o regístrese aquí.