Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

La prensa exige más transparencia y honestidad

En Fukushima se teme una contaminación radioactiva.

En Fukushima se teme una contaminación radioactiva.

(Reuters)

Las explosiones en la central atómica de Fukushima, dañada por el terremoto y el tsunami que afectaron a Japón el viernes (11.03), han reactivado el debate sobre el futuro de la energía nuclear.

Más allá de las diferencias de análisis de riesgo en Suiza, la prensa helvética es unánime al pedir un debate “honesto y transparente”.

En Japón se vivió otro día de miedo. Los nuevos movimientos sísmicos y explosiones registradas en la central nuclear de Fukushima han reavivado los temores de contaminación radiactiva. A pesar de las repetidas garantías expuestas por las autoridades, el mundo entero está mirando a Fukushima por miedo a que los reactores no sean capaces de resistir el impacto.
 
“Las angustia nuclear ocupa el planeta", “El drama atómico se acerca más a cada segundo”, “La prueba y la desolación”: la catástrofe que se está viviendo en este momento en Japón ocupa este lunes las portadas de los periódicos de Suiza y ha encendido el debate sobre el futuro de la energía atómica.
 
“¿Vale la pena correr el riesgo de continuar centrándose en la energía nuclear en lugar de desarrollar las renovables?”, se plantea el columnista del ‘Tages-Anzeiger’ y el ‘Der Bund’. “Es preocupante ver cómo un país como Japón -que desde hace años convive con el riesgo de terremotos, y cuyas centrales se construyen con altos niveles de seguridad- se enfrenta a una tragedia de esta magnitud. Y esta vez la causa no es imputable al hombre, como en Chernóbil, y sí a la Naturaleza rebelde que ha mostrado nuestros límites”.
 
En Japón se ha producido lo “improbable”, señala por su parte el ginebrino ‘Le Temps’,  lo que asusta y cuestiona las certezas técnicas, tan frágiles frente a los imponderables”.

Propaganda barata

El desastre de Fukushima ha revivido en muchas mentes el fantasma de Chernóbil, en especial entre los opositores de la energía nuclear, que no lo han dejado pasar. Una estrategia, sin embargo, considerada “cínica y hasta irreverente” por el ‘Neue Zuercher Zeitung’ (NZZ).
 
“A pesar de la perturbación a la que se enfrenta Japón, es demasiado prematuro hacer comparaciones con el caso de Chernóbil, o lanzar conclusiones fáciles sobre el futuro de la energía nuclear”, escribe el periódico de Zúrich, que acusa al Partido Socialista (PS) de hacer “propaganda barata con el dolor de los demás”.
 
“En año electoral, los partidos de izquierda y de derecha tratan de sembrar el miedo y la incertidumbre. Esperemos que para la mayoría de los votantes, esta estrategia ya no sea atractiva”, concluye el 'Neue Zuercher Zeitung'.

¿Riesgos en las centrales suizas?

Más allá de la fácil instrumentalización, hay muchas cuestiones sin respuesta planteadas por el drama japonés: “Resistirán todavía los reactores antiguos de Mühleberg y de Beznau?”, se pregunta ‘Le Temps’.
 
“Los partidarios de la opción atómica, por supuesto, fingen seguridad y dominio de la tecnología”, dice ‘La Regione Ticino’. “En realidad, la pregunta que todos se plantean es: ¿Realmente serían capaces nuestras centrales de soportar terremotos similares?”.
 
Según el ‘Blick’, las plantas suizas “no son trastos, están fabricadas de acuerdo a las reglas”. Como la de los japoneses, sin embargo. “Durante décadas, las centrales nucleares han producido energía sin problemas, y estamos acostumbrados a creer que son seguras. Incluso los japoneses lo han creído. Hasta hace tres días”. Ahora ha vuelto el miedo, dice el ‘Blick’, y entonces, ¿qué hacer?

Un debate transparente y honesto

Los periódicos suizos parecen estar de acuerdo en la necesidad de plantear un debate  “transparente y honesto”, en vista de la votación federal sobre la construcción de una o dos plantas de energía nuclear, prevista para 2013.
 
“Los responsables de las centrales están obligados a orientar el debate de forma creíble, sin tratar de minimizar y disfrazar los hechos”, comentan el ‘Tages-Anzeiger’ y ‘Der Bund’. “Es solo a través de un debate transparente que el pueblo podrá pronunciarse”, indica ‘Le Matin’. “Los promotores de la energía nuclear deben informar al público sobre los riesgos reales, y dejar los discursos que atemotrizan con advertencias de penuria". 
 
Para los defensores de la energía nuclear no será fácil convencer al más escéptico de los beneficios de esta tecnología, escribe ‘Aargauer Zeitung’. Una opinión compartida por el NZZ, según el cual “de una vez por todas, sería importante abordar el verdadero núcleo del problema: la capacidad humana y técnica para el control de esta fuente de energía en caso de un accidente grave”.

Emergencia humanitaria y nuclear

Un terremoto y un tsunami con olas de hasta 10 metros de altura golpearon el viernes 11 de marzo las costas del noreste de Japón, de manera particular la ciudad de Sendai, con un saldo de muerte y destrucción.

Las últimas estimaciones cifraban en 10.000 los muertos solamente en la prefectura de Miyagi, la más afectada por el sismo.

En todo el país, por lo menos 600.000 personas fueron evacuadas; 5,5 millones quedaron sin electricidad y más de 3.400 edificios fueron destruidos.

La amenaza nuclear se centra actualmente en torno a la central de Fukushima, en el noreste, a 250 km de Tokio.

Tras una explosión inicial en el reactor número 1 el sábado 13, este lunes fue el turno del reactor número 3, lo que también dañó el sistema de refrigeración.

Según las autoridades, la posibilidad de una importante fuga de gas radiactivo de la central son ahora "muy bajas".

Tres días después del terremoto, muchos países han enviado equipos de rescate a  Japón, incluida Suiza. La misión helvética integra a 25 personas que llevaron nueve perros de búsqueda.

Fin del recuadro


(Adaptación: Iván Turmo), swissinfo.ch


Enlaces

×