Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Retrospectiva Pipilotti Rist expone en su tierra natal

(Kunstmuseum St. Gallen)

Suiza celebra con una amplia retrospectiva a una de sus artistas vivas más exitosas. El Museo de Arte de San Gall presenta las obras que llevaron a esta videocreadora a la fama mundial y sus trabajos de exploración de la condición femenina.

Pipilotti Rist está considerada como uno de los 10 mayores creadores contemporáneos a escala mundial, según la prestigiosa clasificación de artistas Kunstkompass 2011 compilada por la revista alemana Manager.

Algunos de los más renombrados museos del mundo, incluyendo el célebre MOMA de Nueva York, le han encargado obras. Ahora, Pipilotti Rist se ha apropiado del Museo de Arte de San Gall (Kunstmuseum)con una veintena de obras nuevas e históricas, cada una de las cuales ha sido adaptada con precisión al espacio que ocupa.

La exposición se titula Blood Driven Cameras and Growing Rooms y propone obras coloridas y divertidas que varían desde piezas de varios centímetros hasta otras creaciones que ocupan salas enteras.

"El vídeo y el audio son malas copias de nuestros sentidos," comenta Rist a swissinfo.ch. "Por ello intento usarlos en todos los tamaños posibles, para hacer como si pudiéramos quitarnos los ojos y colgarlos en el aire."

De hecho, las piezas que propone la artista nos transportan a puntos de vista que normalmente serían imposibles, como en el caso en La belle étoile, una videoinstalación proyectada en el suelo del museo. La obra nos incita a mirar la Tierra girando y a caminar sobre ella.

Konrad Bitterli, curador de la retrospectiva, alaba la forma en la que las obras ofrecen al espectador una inmersión absoluta. “Todos estamos invitados a ser parte de las instalaciones. Estamos invitados a ser seducidos por sus imágenes, y también a jugar con las instalaciones”.

Una obra en particular, St Galler Antimateria, produce una ingeniosa animación del fondo en una tela del siglo XIX realizada por Camille Corot. El efecto se consigue a través de una proyección de vídeo. El lago y el cielo quedan claramente diferenciados del resto de la tela, separando de forma exacta a las montañas y el árbol de la parte animada en el fondo.

Selbstlos in Lavabad mide apenas dos centímetros y está enterrada en el suelo, mientras que Administrating Eternity ocupa una sala entera. Otros vídeos de la región natal de Pipilotti se proyectan en hileras de cortinas translúcidas, que permiten al visitante caminar rodeado de escenas de los Alpes suizos.

“Nuevo lenguaje”

Pipilotti Rist comenzó a tener reconocimiento público cuando la galería Stampa, de Basilea, la invitó a realizar una exposición individual en 1993. Posteriormente, esta misma galería presentó en exclusiva su trabajo en la edición 1994 de la feria Art Basel.

"Su presentación causó una cierta conmoción," recuerda la directora de la galería, Gillian Stampa. "Por un lado, su uso del vídeo como formato artístico implicaba un lenguaje absolutamente nuevo; y por otro, sus temas de predilección representaban una toma de posición decididamente femenina”.

Esta visión femenina se convertiría con el tiempo en el sello distintivo del trabajo de Pipilotti Rist. Varias de las obras expuestas en San Gall exploran las nociones recurrentes de cuerpo y femineidad.

Algunas obras famosas de sus inicios, como Pickelporno y I'm not a Girl that Misses Much, pueden verse en esta exposición; mientras que Hiplights or Enlighted Hips propone luces con la forma de ropa interior suspendida en el exterior de la entrada del museo. Los brillantes colores de Rist y su encanto producen un arte que es accesible y razonablemente fácil de entender.

Pero otras piezas expuestas representan temas de más calado político y social. Por ejemplo, Lippenbekenntnis es una obra en color rojo dedicada a las víctimas de los campos de trabajos forzados de Corea del Norte.

 

En la inauguración de la retrospectiva, la artista comentó a los periodistas que su trabajo estaba dirigido a todo el mundo, y agregó que su público “tiene el 50% de posibilidades de haber nacido hombre”.

Artistas femeninas de primer nivel

Roland Wäspe, el director del museo, sostiene que Rist no se ha alejado de sus originales convicciones feministas. “Ser feminista quiere decir que eres un individuo autónomo. Al ser una artista de éxito, Pipilotti transforma el universo técnico de los hombres en un mundo accesible a todos. Desde este punto de vista, su trabajo es feminista de una forma precisa”.

Konrad Bitterli, curador de la retrospectiva, no está tan seguro de que la etiqueta de arte feminista sea de real utilidad. “Cualquier intento de catalogar la creación es malo para la obra de arte y para el impacto que ésta pueda tener, dado que limita las perspectivas que le aplicamos. Algunas mujeres artistas quieren ser conocidas como artistas feministas, pero pienso que la gran mayoría quieren ser solo reconocidas como artistas”.

Pero las etiquetas no limitan a las obras de arte a la hora de ser vendidas, según el experto en el mercado del arte Jörg Lederle: “Tenemos unas cuantas artistas en Suiza que compiten en las ligas mayores". Aparte de Pipilotti Rist, menciona a Sylvia Bächli y Sylvie Fleury. “Los inversores y coleccionistas juzgan al arte por sus propios méritos”, afirma.

“Para un coleccionista no es una información tan relevante saber si la obra ha sido creada por un hombre o una mujer. Es más importante ver cómo puede interactuar con el arte y entender cuál es el mensaje que la pieza intenta transmitir. Con esto quiero decir que lo realmente importante en el arte es el contenido”, analiza Lederle.

Rist entre el público

Varias mujeres con una fuerte identidad han marcado la reciente historia del arte en Suiza. Aunque Meret Oppenheim emergió del grupo de los surrealistas, su obra más famosa -Objeto/Desayuno de piel (1936)-, presenta una fuerte posición femenina. De hecho, el nombre de esta creadora perdura hasta hoy en los premios Meret Oppenheim que otorga el Gobierno suizo. 

Otra gran artista, Niki de Saint Phalle, obtuvo la nacionalidad suiza en 1971 al contraer matrimonio con el renombrado pintor y escultor Jean Tinguely. Su estilo distintivo y autodidacta sigue presente en la estación central de trenes de Zúrich, donde su colorida obra L'ange protecteur vela sobre los viajeros desde el techo.

El Museo de Arte de San Gall dedicó una primera muestra a la obra de Pipilotti Rist en 1994, al comienzo de su carrera, por lo que esta nueva retrospectiva es una forma de retorno a los orígenes. ¿Tiene la artista la intención de venir a ver la obra entre sus compatriotas?

"Desde luego, tengo la costumbre de ir a las exposiciones como una visitante más. Me gusta charlar con la gente y ver lo que realmente piensa de las obras. Me quitaré las gafas, me alisaré el pelo e intentaré ir al museo tantas veces como me sea posible".

Pipilotti Rist

1962: Nace en Grabs, en el cantón de San Gall (Suiza oriental).

1982–1986: Estudia arte publicitario, ilustración y fotografía en el Instituto de Artes Aplicadas de Viena (Austria).

1986–1988 Estudia comunicaciones audiovisuales (vídeo) en la Escuela de Diseño de Basilea.

1986: Comienza a trabajar en instalaciones de audio y vídeo de estilo libre.

1988–1994: Miembro del grupo de música Les Reines Prochaines.

2002: Profesora visitante en la Universidad de California, Los Ángeles (UCLA).

2005–2009: Produce su primera película, Pepperminta.

Desde 2004 vive y trabaja en Zúrich y los Alpes suizos.

Su número favorito es el 54. Se declara enemiga de los tabúes y estereotipos.

Fin del recuadro

Retrospectiva

La exposición en el Kunstmuseum de San Gall, abierta al público hasta el 2 de noviembre de 2012, es la primera retrospectiva de la obra de Pipilotti Rist en Suiza.

La muestra presenta 20 obras de la artista y se ha organizado en colaboración con la Hayward Gallery de Londres y el Museo de Arte (Kunsthalle) de Mannheim.

Fin del recuadro


(Traducción: Rodrigo Carrizo Couto), swissinfo.ch

Etiquetas

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes