Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Sueño de una monja libertaria Mirada suiza a la mexicanísima Sor Juana

Sor Juana Inés de la Cruz, la monja ilustre y rebelde, es encarnada por Elizabeth Arciniega Haag, fundadora de la compañía Vox Theater de Zúrich.

(Cortesía de la Embajada de México)

‘Sueño de Monja’, del escritor suizo Jean-Michel Wissmer, protagonizada y dirigida por la mexicana Elizabeth Arciniega Haag, cerró con broche de oro la agenda cultural del 70 aniversario de relaciones México-Suiza e inauguró la nueva temporada de la compañía Vox Theater de Zúrich.

“Interpretar a Sor Juana Inés de la Cruz es para una actriz mexicana el equivalente a recibir la oportunidad de interpretar a una gran heroína clásica", señala la protagonista de la obra y fundadora de la compañía de teatro, Elizabeth Arciniega.

Sor Juana, añade la actriz en entrevista con swissinfo.ch,  es el ícono de la literatura mexicana. "Es un honor poder dar vida a una mujer excepcional como ella, y dar a conocer su obra y lucha fuera de México”.

Pionera del feminismo

Parecería que la tragicomedia no se resigna a desaparecer en México desde los tiempos coloniales hasta la fecha. Esta vez reaparece con un ícono inolvidable, Sor Juana Inés de la Cruz (l651-1695) la poetisa más destacada de la literatura en lengua española y la más bella pluma de la época colonial.

Una escritora excepcional bien llamada ‘El Fénix de México’ o ‘La Décima Musa’, protagonizada por la actuación fresca y decidida de Elizabeth Arciniega Haag y su grupo de actores españoles, quienes brindaron al público una velada llena de ironía, crítica eclesiástica que se transforma de inmediato en un acto político, asunto persistente en la vida de esta pionera del feminismo moderno.   

La ilustre monja rebelde, inconforme, audaz y sabelotodo, Juana Inés, atrapada entre los muros del claustro de San Jerónimo de la Nueva España, hoy México, era considerada un “verdadero fenómeno, sí, una extraterrestre venida de otra galaxia”, a quien tanto le hubiera gustado “¡ser un sabio, un doctor o un profesor!”, nos dice el autor de la obra.

Un tema de gran actualidad que bajo la pluma ágil y conocedora del mundo colonial del escritor Jean-Michel Wissmer, nos proporciona una mirada acaso más didáctica y personal de lo que se ha dicho y escrito sobre la vida de este inmenso personaje de las letras mexicanas, sobre todo, en aquella época en que las mujeres dependían absolutamente de la voluntad del marido y, además, eran consideradas como seres inferiores.

 Actrices y bufones en marcha

Primeramente, mimada en la Corte del virrey y luego enclaustrada para hacer callar a la monja impertinente, los bufones junto con el narrador hacen avanzar la obra sobre la vida temeraria de la hermana Juana Inés, que debe enfrentar a sus superiores como el Padre Núñez, su confesor, para terminar con la caída previsible de la escritora ante el poder de las autoridades de la Iglesia.

Como en las mejores obras barrocas, los bufones dicen lo que la censura calla: abusos, inconformidad, sometimiento, malestar o prohibiciones, uno de ellos el amor entre la virreina y Sor Juana, el cual se desvela de una forma sutil y sugestiva al final de la obra ‘Sueño de Monja’

“Te reconozco al fin. Esta es la Sor Juana que amo. No cambies nunca y que Dios te guarde”, exclama la virreina al regresar a España, abandonando a la escritora y dejándola sola frente a sus detractores.

Teatro por y para mujeres

swissinfo.ch: Usted ha abordado en otras obras de teatro que hemos visto en Suiza, como ‘Biografía de Mujer’, estrenada en Zúrich en 2012, en ocasión del Día Internacional de la Mujer, una problemática eminentemente femenina. ¿Es esa la línea que persigue en su teatro?

Elizabeth Arciniega: Esa línea ha sido más un resultado y no una búsqueda, al menos no conscientemente. En La Vox Theater somos un equipo formado en su mayoría por mujeres, lo cual le da a nuestro trabajo esa perspectiva eminentemente femenina, pero ha sido más bien una integración natural de mujeres que se interesan por hacer teatro. Incluso el 70% de nuestro público está compuesto por espectadoras. Me encanta que nuestro público femenino se sienta identificado y que ellas sean ¡nuestras principales promotoras!

Por otro lado, me interesa, claro, promover la fuerza y la unión de la mujer a través de la actuación teatral. Sin embargo, al iniciar un proyecto visualizo primeramente un personaje que me apasione interpretar. Después, visualizo el mundo que lo rodea y eso me inspira a dirigir y producir la obra. Lógicamente, como mujer me intereso por las problemáticas que nos atañen a todas, por eso persigo un teatro que invite a reflexionar y que sea entrañable en su temática atemporal o universal.

Hasta ahora he coincidido siempre con personajes fuertes, ricos, conmovedores, complejos, como el de Sor Juana Inés de la Cruz, y cuyas problemáticas reflejan no solo la condición femenina, sino la de nuestra sociedad.

swissinfo.ch:¿Qué ha representado para usted el papel protagónico de la obra, ‘Sueño de Monja”? Un desafío, sin duda, para toda actriz.

E.A.: Interpretar a Sor Juana Inés de la Cruz es para una actriz mexicana el equivalente a recibir la oportunidad de interpretar a una gran heroína clásica. Sor Juana es el ícono de la literatura mexicana. Su vida y obra ha sido muy difundida e interpretada en diferentes obras, así como un tema constante de estudio desde la educación básica a la superior. Es un honor poder dar vida a una mujer excepcional como ella, y dar a conocer su obra y lucha fuera de México.

swissinfo.ch: Para la puesta en escena de esta obra llena de clérigos, monjas, virreyes y bufones, ¿a qué problemas se enfrentó?

E.A.: Por mencionar algunos de esos problemas, debo decir que fue bastante difícil conformar un reparto hispanohablante capaz de contar una historia en los tiempos de la Inquisición, además de que fue casi imposible encontrar a actores.

Por fortuna, me buscó un actor francés que escuchó del proyecto y que habla español, y fue él quien interpretó el papel del narrador y guía entre el México de hoy y el de Sor Juana. Ese fue, digamos, el punto de vista suizo de esta obra. Para los demás personajes masculinos, como no contaba con actores, opté por actrices hispanohablantes de cierta experiencia en los escenarios suizos.

swissinfo.ch: ¿Cómo fue la selección de los personajes para una obra de esta magnitud?  

E.A.: Fue muy divertida. Me importaba mucho darle acción a la obra, y varios personajes cobraron fuerza al dialogar con Sor Juana o con el Padre Núñez, en vez de dejar a los protagonistas en soliloquios. El narrador, por ejemplo, es además ¿el amante póstumo o una voz de la conciencia de Sor Juana? Ni yo lo sé, pero al autor de la obra, Jean Michel Wissmer, le gustó mucho.

Luego vino la búsqueda de las actrices para interpretar papeles de hombres, lo cual fue muy nuevo para todas. Quisiera destacar que el personaje del confesor y examinador de la Inquisición, el Padre Núñez, estuvo pensado siempre para la actriz Elvira Delgado. Con ella he trabajado en casi todas las obras que he presentado en Suiza y cada vez es más grande la compenetración que hemos logrado. Estoy muy contenta que ella haya aceptado mi propuesta, pues ha logrado crear un personaje que hasta para un primer actor de carácter es un reto.

swissinfo.ch: El vestuario en una obra como el que implica el teatro de Sor Juana Inés de la Cruz, es un asunto indispensable para la escena. ¿Qué puede decir al respecto?

E.A.: Los personajes históricos como el de la Virreina tenían que verse creíbles, para ello buscamos un vestuario que fuera lo más cuidado posible. Por otro lado, las voces que deberían solo escucharse, según el texto original, cobraron vida en forma de personajes en mi puesta en escena.

Siempre busco darle al actor más juego escénico para motivarlo en su deseo de actuar. Por eso me conmueve ver que lo que era solo una frase grabada, se convirtió de pronto en una madre superiora, por dar un ejemplo, lo cual imprime credibilidad a las escenas del convento.

También las apariciones del coro, que no figuraban en la obra, aunque son breves se han convertido en personajes por derecho propio, sobre todo al final de la actuación.

swissinfo.ch: ¿Jean Michel Wissmer, el autor de esta pieza teatral, estuvo al tanto de la puesta en escena o se dejó más bien sorprender por el resultado?

E.A.: Siempre estuvo al tanto. Ha sido un honor y un gusto contar con Jean-Michel Wissmer y soñar juntos con su Sor Juana. Solo espero que el sueño siga y que en marzo podamos volver a abarrotar la sala Helferei!

Las próximas representaciones serán el 8 y 9 de marzo de 2017 a las 19:30 hrs., en la Sala Kulturhaus Helferei de Zúrich, en ocasión del Día de la Mujer y como ya es tradición en LaVox Theater ¡Pasen LaVox no se la pierdan!

El 30 de noviembre pasado se estrenó con éxito en Zúrich la obra de teatro en español “Sueño de Monja”, del escritor e investigador suizo Jean-Michel Wissmer,  puesta en escena por la compañía La Vox Theater, bajo la dirección y actuación estelar de la artista mexicana Elizabeth Arciniega Haag.

El evento fue presidido por el Embajador Jorge Castro-Valle K., quien felicitó calurosamente a La Vox Theater por su valiosa contribución a la difusión de la riqueza cultural y literaria de México, así como del idioma español en Suiza. 

Con la presentación “Sueño de Monja” concluye el programa de promoción cultural 2016 de esta Embajada enmarcado en el 70 aniversario del establecimiento de relaciones diplomáticas entre México y Suiza.

Fin del recuadro

Etiquetas

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes