Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

"En Buenos Aires refresco mi alma"

Alexandra Prusa con Réplica Norma.

(swissinfo.ch)

Alexandra Prusa, tras volver de la capital argentina, presentó aquí en Suiza, en Berna y Basilea su innovadora música, mezcla de jazz, pop y fondos electrónicos Blue tango.

El ojo de Prusa muestra un Buenos Aires completo en su filme Blue tango in Buenos Aires.

Alexandra Prusa regresó de Buenos Aires hace tres semanas con la satisfacción de haber sido invitada al Festival de Tango de la ciudad de Buenos Aires.

Allí se proyectó con éxito su filme Blue tango in Buenos Aires:

"La gente estaba como en una iglesia, no esperaban que yo tuviera esa visión cariñosa para la ciudad, para los porteños, me parecía que estaban muy contentos de ver cómo mostré a Buenos Aires", comenta Alexandra Prusa a swissinfo.

Se trata del primer filme suizo en el Festival Buenos Aires Tango. Es la visión de una artista suiza, cantante y bailarina de tango.

Es un diario cinematográfico en el que Alexandra Prusa explora la gente y la ciudad de Buenos Aires en sus casas, bailando, en los comercios, en la calle, en todo el ambiente del tango que se entremezcla en cada esquina bonaerense.

Para los que conocen de tango y de Buenos Aires, las escenas con Carmencita Calderón, El Pulpo, Zoraida Fontclara, Alejandro Nunziata o Rafael Spregelburd reflejan la vida y pensamiento de los actores del tango.

Para aquellos que no conocen en absoluto ni el tango, ni Buenos Aires, las imágenes de Prusa transportan a ese espacio, a ese momento y a ese aire que sólo se respira en las orillas del Río de la Plata, sin distorsiones, pero a la velocidad de Prusa.

"Momento trascendental"

A Alexandra Prusa, -de raíces cosmopolitas por su madre bernesa y su padre originario de San Petesburgo-, el tango le llegó en 1983.

Veinte años después de relaciones constantes con el tango y la gente de Buenos Aires obtiene un filme de mirada curiosa y bien logrado en donde las imágenes se dirigen a los hacedores del tango en la capital argentina y su entorno.

¿Porqué tanto afecto a Buenos Aires?: "Mis raíces son tan mezcladas como el ambiente en Buenos Aires. Para mí Buenos Aires es donde refresco mi alma", responde.

¿Y el afecto al tango?: "Como siempre digo: primero es el aplauso para esa música, lo segundo es bailarlo, esa improvisación con la pareja y encontrar ese momento trascendental", describe esta tanguera que descubrió Buenos Aires buscando a Jorge Luis Borges (1899-1986) y su Hombre de la esquina rosada.

Así comenzó la historia de Prusa con el tango: "Para mi es una isla en donde yo puedo formarme y encontrar otro nivel de existencia, porque en ese momento que estoy bailando soy tan feliz, me pierdo, me olvido, soy trascendental, soy fluido, no tengo que ser siempre Alexandra".

"Una forma de integrarse"

Para dos espectadoras argentinas, Myrta Prestisimone y María Vique, la película les ha transportado por unos instantes a su tierra natal.

"Me pareció estupenda, magistral, un montaje sensacional, con esos pantallazos tan típicos, esos rincones tan tradicionales que no sé si los suizos los pueden llegar a entender, pero para mí y para mi amiga que somos argentinas, identificamos cada rincón. Es bastante increíble que una suiza pueda captar el ojo justo, los rincones justos y lo más típico de Buenos Aires", describe con entusiasmo Myrta, quien vive desde hace 26 años en Suiza.

"Me encantó porque refleja muy bien lo que es Buenos Aires ahora. Es impresionante cuántos extranjeros hay en Buenos Aires, más y más... y ¡Qué bien se adaptan! ¡Cómo se integran¡ Yo creo que el tango es una forma de integrarse y al mismo tiempo de sentir lo que siente el porteño", reflexiona, por su parte, María, con 34 años de vida en Berna, y a quien Blue tango in Buenos Aires le ha provocado profunda nostalgia.

"La última frase de la película me impresiona porque es la verdad, es reencontrarme, eso es lo que yo siento si voy a Buenos Aires, pero es más profundo que el decir: estas calles las conozco. Es el querer descubrir lo que uno tiene adentro, por eso es una ciudad melancólica y por eso existe el tango."

Mucho potencial

A Martina, una joven universitaria suiza, también le ha gustado mucho la película. "La mentalidad de los argentinos me fascina", dice en un español porteño, tras haber pasado unos meses en Buenos Aires hace dos años.

Para Thomas, un suizo quien desconocía en absoluto la vida del tango y de la capital argentina, el filme le ha parecido muy enriquecedor: "Ahora tengo una impresión sobre él y cómo está tan relacionado con las estructuras sociales en Buenos Aires, y he visto que bailar pertenece también a la calle. La película es muy humana; y sobre la música de Alexandra Prusa, encuentro mucho potencial en ella, creo que busca expresar lo que siente y lo que piensa fuera de meros intereses comerciales."

La Escuela de Tango de Basilea, pionera en EuropaEnlace externo en MÁS SOBRE EL TEMA

swissinfo, Patricia Islas Züttel

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes