Navigation

Al menos 20 muertos por lluvias torrenciales en Japón

Una carretera destrozada en la región de Hiroshima, el 7 de julio de 2018, tras las lluvias torrenciales que caen desde hace cuatro días en el oeste de Japón afp_tickers
Este contenido fue publicado el 07 julio 2018 - 08:54
(AFP)

Las lluvias torrenciales que caen desde hace varios días en el sur y oeste de Japón dejaron al menos 20 muertos, según las autoridades, que ordenaron el sábado la evacuación de casi dos millones de personas.

Las precipitaciones récord registradas en varias regiones (Hiroshima, Kioto, Okayama, etc.) causaron crecidas excepcionales, deslizamientos de tierra e inundaciones, dejando atrapados a numerosos habitantes, a pesar de las órdenes de evacuación de las autoridades locales para 1,9 millones de personas.

Los medios locales sin embargo informaban de balances superiores.

La cadena pública NHK hablaba de 38 muertos y 50 desaparecidos al término de la jornada.

El mayor número de víctimas se produjo en la prefectura de Hiroshima, aunque las provincias de Aishi y Okayama también se vieron duramente afectadas.

El servicio de meteorología situó en alerta máxima varias regiones, advirtiendo que había grandes riesgos de daños más importantes.

Los equipos de emergencia por su parte intentaban salvar a vecinos refugiados en los tejados de sus casas.

"Se impone la máxima vigilancia", no cesaban de repetir los servicios meteorológicos, mientras que el gobierno puso en marcha una célula de crisis.

Tras los deslizamientos de tierra, numerosas casas se derrumbaron, carreteras y puentes quedaron destrozados y barrios enteros inundados.

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo

Únase a la conversación

Con una cuenta de SWI, tiene la oportunidad de contribuir con comentarios en nuestro sitio web.

Conéctese o regístrese aquí.