Navigation

BCE dice que está dispuesto a aceptar bonos "basura" como garantías bancarias

Esta imagen de archivo, tomada el 12 de marzo de 2020, muestra la sede del Banco Central Europeo (BCE) en Fráncfort, Alemania afp_tickers
Este contenido fue publicado el 22 abril 2020 - 19:16
(AFP)

El Banco Central Europeo (BCE) declaró el miércoles que los bancos de la zona euro podrán presentar bonos "basura" como garantías cuando pidan prestado a la institución.

"Los emisores de esos activos que reúnan los criterios mínimos de calidad crediticia (...) continuarán siendo aceptados en caso de una rebaja de su nota" informó el BCE en su comunicado, en alusión a una posible degradación de la nota financiera de gobiernos y emisores de deuda de la zona euro.

El objetivo de estas nuevas reglas es apoyar la capacidad de los bancos para seguir prestando, explicó el comunicado.

Se trata de una decisión "excepcional y tranquilizadora", tuiteó Eric Dor, director de investigación del Instituto de Economía Científica y Gestión (IESEG).

Ante la degradación de la situación económica a causa de la pandemia del coronavirus, las agencias de calificación financiera han empezado a rebajar las notas que adjudican a los emisores de deuda.

Uno de los que pueden beneficiarse de esta situación es el estado italiano, cuya deuda sigue incrementándose a pasos agigantados.

La agencia de calificación Standard & Poor's podría rebajar el viernes la nota del país, ya bajo vigilancia negativa. Aunque el viernes no vaya a ser rebajada a la categoría de "especulativa", parece "casi inevitable" que la nota acabe siendo rebajada hasta ese nivel en algún momento, apuntó a principios de abril Commerzbank en un análisis al que tuvo acceso la AFP.

Las costosas medidas adoptadas por el gobierno italiano desde que estalló la epidemia "agravaron el desvío presupuestario", recordó Commerzbank.

El BCE "congelará" la nota que tenían los emisores de bonos al 7 de abril, con lo que cualquier calificación negativa de un bono posterior a esa fecha, incluso si son rebajados al término "basura", no tendrá impacto en la solvencia del banco que las posea.

La cláusula estará en vigor, al menos, hasta septiembre de 2021 y debería contribuir a eliminar el riesgo para muchas empresas que temen acabar en territorio "basura", convirtiéndose en "ángeles caídos", según la jerga del mercado, faltos de inversores.

El anuncio es "un paso adicional bienvenido", indicó Frederik Ducrozet, estratega en Pictet Wealth Management, mientras que Gregory Claeys, de Bruegel, elogió una "decisión crucial" en respuesta a una "debilidad importante" en el dispositivo de créditos del BCE.

El banco emisor con sede en Fráncfort no aclara si esas obligaciones de categoría mínima podrían entrar en su programa de compra de activos, que volvió a ser relanzado a finales de 2019 ante la debilidad de la economía euro.

Pero el BCE aseguró en su comunicado que está dispuesto a "tomar nuevas medidas, si es necesario".

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo

Únase a la conversación

Con una cuenta de SWI, tiene la oportunidad de contribuir con comentarios en nuestro sitio web.

Conéctese o regístrese aquí.