Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Una niña desliza en Cajón del Maipo, a unos 40 km de Santiago de Chile, el 19 de julio de 2016

(afp_tickers)

Chile batió en 2016 el récord de ingreso de turistas extranjeros al sumar 5.640.700, en su mayoría argentinos, lo que representa un aumento de 26% respecto al año anterior, informó este martes el ministerio de Economía.

La llegada récord de turistas supuso un ingreso de divisas de 3.130 millones de dólares, un 8% más que en 2015, según proyecciones oficiales.

"Cerramos el año con un récord histórico en materia de turistas extranjeros, este incremento de un 26% en las llegadas responde a las estrategias que ha llevado adelante el Gobierno con un plan de marketing internacional focalizado", en el público objetivo, destacó el ministro de Economía, Luis Felipe Céspedes.

El ministro resaltó la campaña de promoción internacional, las políticas para facilitar los pagos y la mejora de la conectividad como claves del salto dado por la industria turística en el país.

Los argentinos fueron los más numerosos entre los visitantes extranjeros, con 2,9 millones de viajeros, un 49% más que en 2015, según el relevamiento.

En el último año Santiago se fortaleció como meca de compras para los argentinos, que en su mayoría cruzan por carretera en los pasos fronterizos que comparten ambos países, escapando así de la presión inflacionaria que sufre Argentina.

Para la subsecretaria de Turismo, Javiera Montes, es probable que si las condiciones cambiarias se mantienen, este año llegarán más de 3,7 millones de argentinos.

Estados Unidos aportó 208.000 turistas, un 12% más que en 2015, y los visitantes europeos se incrementaron 9% sumando 449.667 personas.

Estas cifras seguirán aumentando en 2017, según las proyecciones oficiales que esperan para este año un incremento de 14% respecto a 2016 y que ingresen unos 6,4 millones de turistas extranjeros.

AFP