Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Miembros de diversas organizaciones sociales manifestaron contra el tratado de libre comercio TPP frente al palacio de la Moneda en Santiago el 4 de febrero de 2016

(afp_tickers)

Chile y Perú celebraron este jueves la firma del Acuerdo Transpacífico de Cooperación (TPP) junto a otras 10 economías, pero organizaciones sociales de ambos países quieren frenar la aprobación final en sus Congresos.

Tras la suscripción del TPP en Nueva Zelanda, el canciller chileno, Heraldo Muñoz, expresó su satisfacción por los beneficios que significará este acuerdo económico para las exportaciones de Chile, ya que pese a haber suscrito Tratados de Libre Comercio con varios de los países firmantes del TPP, unos 1.600 productos de su sector agroalimentario podrán acceder a mercados como Japón, Malasia y Vietnam con menos trabas arancelarias.

"Este es un acuerdo balanceado, que traerá más progreso, más empleo", afirmó Muñoz en un comunicado difundido este jueves por la cancillería.

Por su parte, Perú ha celebrado también que el acuerdo le dará acceso a nuevos mercados y cerrar TLC con países como Nueva Zelanda, Australia, Malasia, Vietnam y Brunei.

"Perú va a tener acceso a un mercado conformado por 805 millones de personas", declaró Magali Silva, ministra de Comercio Exterior, en declaraciones a la Agencia estatal peruana Andina.

México es el tercer país latinoamericano que suscribió el TPP, y junto al resto de los 11 países conforman el 40% del PIB mundial, un tercio del comercio y más de 800 millones de consumidores.

Ahora los Congresos de Chile y Perú deberán aprobar el texto del acuerdo. Es en esta etapa en la que organizaciones sociales anuncian una dura batalla para evitar que el TPP vea la luz porque, alegan, amenaza derechos humanos y la soberanía nacional.

- Protestas en Santiago y Lima -

Más de medio millar de personas protestaron frente al Palacio de La Moneda, en Santiago, en contra del TPP sin que se registraran incidentes.

"Este tratado va a causar el aumento del precio de, por ejemplo, medicamentos, da pie a la discusión de una ley en el Congreso sobre el ingreso de alimentos transgénicos a Chile y una mayor concentración económica de multinacionales", dijo a la AFP Eduardo Giesen, del movimiento Chile Mejor sin TPP que convocó la protesta y que reúne a un centenar de organizaciones críticas del acuerdo.

En Lima, unas 2.000 personas intentaron llegar al Congreso, pero fueron repelidos por la policía, que recurrió al uso de gases lacrimógenos. "Este tratado constituye una violación a los derechos fundamentales en temas relacionados a la salud, acceso a internet, propiedad intelectual y temas relacionados a inversiones" dijo a la AFP Beto Allasi, representante de un colectivo juvenil.

Las organizaciones han criticado el secretismo que ha rodeado los cinco años de negociaciones. El texto sólo se conoció en octubre pasado por presión de Estados Unidos.

Congresistas de Chile y Perú han manifestado su rechazo al TPP.

"Es un tratado que vulnera nuestra soberanía", dijo Veronika Mendoza, parlamentaria peruana de izquierda.

- ¿Beneficios para quién? -

Chile ha sido uno de los mayores defensores de este acuerdo, ya que al tener suscritos Tratados de Libre Comercio (TLC) con la mayoría del resto de los países firmantes, especialmente con Estados Unidos y Japón, logró mantener sus condiciones en materias como protección intelectual, uno de los temas más sensibles de las arduas negociaciones del TPP.

Por su parte, el sector empresarial peruano ha manifestado que el TPP los acerca aún más al codiciado mercado asiático, principalmente a los productores de granos andinos como la Quinua que podrán aprovechar el boom de los cereales en países como Corea y Taiwán.

"Queda en ellos (los productores) alcanzar la competitividad para lograr los volúmenes y estándares de calidad que exigen los mercados", afirmó Carlos García, representante de la Cámara de Comercio de Lima.

Por su parte, los antagonistas del TPP critican que otorgue a las empresas la posibilidad de acudir a un tribunal internacional para resolver cualquier controversia, lo que pone en una posición débil a los países ante posibles demandas.

"Va a permitir que el Estado peruano pueda ser sentado en el banquillo de los acusados por empresas transnacionales si consideran que nuestras normas pusieron en riesgo sus expectativas de ganancias futuras", aseveró la congresista Mendoza.

Los congresos de los países firmantes tienen dos años para aprobar el TPP.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP