Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama habla sobre la economía del país en la Casa Blanca en Washington el 5 de febrero de 2015

(afp_tickers)

La tasa de desocupación de Estados Unidos cayó a 4,9%, la menor en 8 años, pero aunque se congratuló por los datos, el presidente Barack Obama advirtió sobre los vientos que soplan contra la economía.

En enero, Estados Unidos generó 151.000 empleos netos nuevos, lo que significa una fuerte caída respecto al promedio de 271.000 de los dos meses previos.

Tras un segundo año consecutivo de fuerte generación de puestos de trabajo --2,7 millones en 2015--, la caída de enero no implica necesariamente un cambio de tendencia.

Sin embargo, ese dato basta para atizar la aprensión ante el enlentecimiento del crecimiento económico mundial y la volatilidad de los mercados, que podrían arrastrar a Estados Unidos.

El informe divulgado por el gobierno estadounidense mostró algunos síntomas de fortaleza con la tasa de desempleo más baja desde febrero de 2008, cuando comenzaba la recesión estadounidense.

El presidente Barack Obama se congratuló por los datos ante periodistas y en pleno año electoral aprovechó para criticar a la oposición republicana.

"Es la primera vez en ocho años que el desempleo está por debajo de la barrera del 5%", dijo Obama y destacó que en los últimos años los salarios crecieron a un ritmo jamás visto desde 2009.

"En los últimos seis años, nuestras empresas agregaron 14 millones de nuevos empleos", dijo el presidente en una conferencia en la que celebró los 71 meses de crecimiento del empleo en el sector privado.

La Casa Blanca sostiene desde hace tiempo que Obama no recibe todo el crédito que merece por haber sacado a Estados Unidos de la Gran Depresión de 2008/09.

Obama dijo que la historia mostró que la oposición republicana se equivocó al pedir austeridad fiscal durante la crisis y lo criticaba por inyectar estímulos para impulsar la economía.

"Si hubiéramos aplicado alguna de las políticas que defendían los republicanos en los últimos, cuatro, cinco, seis años, probablemente nos hubiera ido peor", afirmó.

"Estados Unidos tiene ahora la economía más sólida y estable del mundo", añadió pero también sostuvo que hay que estar atentos a las turbulencias internacionales, especialmente las que llegan desde China.

"La economía mundial padece debilidades. China está haciendo una transición. Eso hace llegar vientos en contra y crea más dificultades", advirtió.

La tasa de desempleo de 4,9% representa unos 7,8 millones de desempleados.

En tanto, los salarios -mirados de cerca ante signos de presiones inflacionarias- mejoraron ligeramente. La hora promedio aumentó 0,5% con respecto a diciembre, para situarse en 25,39 dólares, en tanto subió 2,5% con respecto al año precedente.

La creación de empleos se mantuvo en el comercio minorista (58.000), en el sector de cafés y restaurantes (47.000) y en los servicios de salud (37.000).

Asimismo, la creación de nuevos puestos de trabajo aumentó por primera vez en un año en el sector manufacturero (29.000).

Pero el sector de los servicios a las empresas creó menos empleos (9.000 contra 60.000 en diciembre), mientras que en el transporte se perdieron 20.000 puestos.

El sector minero, afectado por los bajos precios, perdió 7.000 empleos, al igual que el mes anterior.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP