Navigation

EEUU devolverá a México a inmigrantes indocumentados mientras examina sus casos

La secretaria de Seguridad Nacional estadounidense, Kirstjen Nielsen (izq), con un ayudante en Washington el 20 de diciembre de 2018 afp_tickers
Este contenido fue publicado el 20 diciembre 2018 - 15:58
(AFP)

El gobierno de Donald Trump anunció el jueves que enviará de regreso a México a los inmigrantes indocumentados que crucen su frontera sur, mientras la justicia resuelve sus casos, para que no puedan "desaparecer" en suelo estadounidense.

"Inmigrantes que traten de burlar el sistema para entrar a nuestro país ilegalmente no podrán desaparecer en Estados Unidos, donde muchos evitan las audiencias judiciales" a las que deben comparecer para seguir sus casos de solicitud de asilo, anunció la secretaria de Seguridad Nacional Kirstjen Nielsen.

"Ellos esperarán por la decisión de una corte migratoria en México. (La política de) 'Detener y liberar' será sustituida por la de 'detener y devolver'", dijo Nielsen en un comunicado.

El anuncio se produce en el marco del fracaso de los esfuerzos del gobierno de Trump para detener una ola migratoria -fundamentalmente centroamericanos que huyen de la violencia- que busca ingresar a Estados Unidos.

En el último año, muchos han logrado cruzar la frontera para pedir asilo, obligando a Estados Unidos a analizar sus casos, algo que puede demorar meses o años, por lo que los migrantes son liberados.

Trump ordenó recientemente que los pedidos de asilo de migrantes centroamericanos -fundamentalmente de Guatemala, Honduras y El Salvador- sean negados automáticamente.

Pero los tribunales han aceptado demandas que cuestionan la legalidad de esa orden ejecutiva, provocando su bloqueo.

Nielsen dijo que la decisión de este jueves reducirá la migración ilegal "al quitar uno de los principales incentivos para que las personas se lancen, en primer lugar, a un peligroso viaje hacia Estados Unidos".

"Esto también nos permitirá centrar la atención en aquellos que realmente están huyendo de la persecución" de las violentas pandillas centroamericanas.

Nielsen dijo que el gobierno de México, que ahora se verá obligado a lidiar con el problema de los migrantes, ya fue informado de la decisión.

"En respuesta, México tomó la decisión independiente de instrumentar medidas esenciales de su lado de la frontera", agregó.

"Esperamos que los migrantes afectados reciban visas humanitarias para permanecer en suelo mexicano, la capacidad de solicitar empleo y otras protecciones mientras aguardan una decisión legal de Estados Unidos, indicó.

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo