Navigation

El negociador británico del Brexit acusa a la UE de buscar "obtener más dinero"

El negociador británico del Brexit, el ministro David Davis, en una captura de pantalla de un video del Parlamento en Londres, el 17 de octubre de 2017 afp_tickers
Este contenido fue publicado el 17 octubre 2017 - 18:28
(AFP)

El negociador británico del Brexit, el ministro David Davis, acusó este martes a la Unión Europea de jugar con el tiempo de las negociaciones para obtener "más dinero" de Reino Unido, una acusación rechazada por su par europeo, Michel Barnier.

"Juegan con el tiempo para ver si pueden obtener más dinero de nosotros y, sinceramente, es lo que ocurre. Es evidente para todo el mundo", declaró Davis ante los diputados británicos.

En Luxemburgo, Barnier rechazó las palabras del británico, al explicar que la UE esperó un año a que Londres notificara la decisión adoptada por los británicos en referéndum y a que pasarán las legislativas británicas semanas después para iniciar la negociación.

"Sinceramente, miren el calendario, la UE no retrasa nada", indicó el negociador europeo, quien recordó que están "dispuestos incluso a acelerar las negociaciones siempre y cuando se respeten las etapas".

El gobierno británico presiona a sus 27 socios para empezar a discutir ya un eventual período de transición tras su marcha efectiva del bloque a finales de marzo de 2019, así como el nuevo marco de relaciones entre ambos, incluido un acuerdo de libre comercio.

Pero los 27 países restantes del bloque quieren solucionar primero el pasado o en lenguaje de Bruselas "las prioridades del divorcio": la factura a pagar por Londres por su marcha, la situación de los derechos de los ciudadanos tras el Brexit y la cuestión de Irlanda del Norte.

"Esto llevará tiempo, pero estoy seguro de que llegaremos a obtener un resultados satisfactorio para todo el mundo", añadió el negociador británico, quien reiteró la posición de Londres de que los progresos necesarios en la cuestión de la factura "sólo pueden llegar más tarde".

Davis llamó así a pasar a la segunda fase, ya que, a su juicio, se alcanzaron los "límites" que se podían alcanzar en las negociaciones actuales.

Al otro lado del Canal de la Mancha, Barnier, quien participó en una reunión de ministros europeos consagrada al Brexit, advirtió que para acelerar el proceso "se necesitan dos".

Sin "progresos suficientes" en las prioridades del divorcio, los europeos no abrirán la puerta a negociar la futura relación. Esa confirmación podría llegar finalmente en diciembre y no en la cumbre europea de esta semana, que era el objetivo inicial.

Pese a que en el borrador de conclusiones los mandatarios de los 27 países restantes de la UE posponen su decisión a diciembre, Davis esperó que estos den a Barnier "un mandato para aprovechar el impulso y el espíritu de cooperación que prevalece actualmente".

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo

Únase a la conversación

Con una cuenta de SWI, tiene la oportunidad de contribuir con comentarios en nuestro sitio web.

Conéctese o regístrese aquí.