Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

El ministro del Interior francés, Bernard Cazeneuve, habla ante el presidente de la Asamblea Nacional Francesa, Claude Bartolone (izq), y diputados, en la votación para prolongar el estado de emergencia en el país, el 16 de febrero de 2016 en París

(afp_tickers)

El Parlamento francés prolongó este martes hasta el 26 de mayo el estado de emergencia vigente desde los atentados que dejaron 130 muertos en París el 13 de noviembre.

El estado de emergencia, que el gobierno considera necesario mantener vigente por considerar que la "amenaza terrorista" es "más elevada que nunca", refuerza los poderes de la policía. Así, permite las detenciones domiciliarias y los allanamientos sin control judicial.

Tras un voto favorable de los senadores, los diputados adoptaron el martes la prolongación del estado de emergencia por 212 votos contra 31.

Por otra parte, tres meses después de los atentados de París, el presidente François Hollande quiere inscribir en la Constitución el estado de emergencia, lo cual requiere un trámite más complicado.

Por el momento, sólo los diputados han aprobado este proyecto de inclusión en la Carta Magna, pero las profundas divisiones al respecto en la mayoría socialista y la oposición de derecha hacen incierta su adopción definitiva.

El estado de emergencia fue criticado a principios de febrero por el Consejo de Europa, para el cual ha dado lugar a "abusos" por parte de la policía, "restringido fuertemente el ejercicio de las libertades fundamentales y debilitado ciertas garantías del Estado de Derecho". El Consejo de Europa abarca 47 países, incluyendo entre otros a Rusia, Turquía o Armenia, además de los 28 miembros de la Unión Europea.

Este régimen de excepción permite en particular al ministro del Interior poner bajo detención domiciliaria (controlada electrónicamente) a cualquier persona cuyo "comportamiento" sea considerado "una amenaza para la seguridad y/o el orden público", y ordenar "allanamientos de domicilios tanto durante el día como en la noche", sin implicación previa de la justicia.

Desde noviembre pasado, se realizaron 3.340 registros domiciliarios administrativos en los que se incautaron 578 armas. Más de 340 personas fueron puestas en detención preventiva y otros 285 arrestos domiciliarios continúan aún vigentes.

Desde comienzos de este año, 40 personas fueron detenidas por su presunta vinculación con redes yihadistas, amenazas o apología del terrorismo, según Bernard Cazeneuve, ministro del Interior francés.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP