Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

El presidente de Francia, François Hollande, durante la ceremonia de entrega de la Legión de Honor en París, el 16 de enero de 2017

(afp_tickers)

El presidente de Francia, François Hollande, inicia el sábado una gira de cinco días por América Latina, que incluye una escala en Chile, donde rendirá homenaje al fallecido expresidente Salvador Allende, y en Colombia, donde expresará su respaldo al proceso de paz con las FARC.

A cuatro meses de terminar su mandato, Hollande regresa por última vez a América Latina, una región que ya ha visitado en varias ocasiones desde que llegó al poder en 2012, antes de concluir su quinquenio con una gran gira por Asia.

Hollande visitó Perú, Argentina y Uruguay en febrero del año pasado, y Brasil en 2013. Fue también en 2015 el primer jefe de Estado occidental en visitar Cuba desde el anuncio del deshielo con Estados Unidos.

Esta nueva gira se inscribe en la voluntad de Francia de seguir "reforzando las relaciones" con el continente latinoamericano, "hilo conductor de la política extranjera" de François Hollande, señaló el Palacio del Elíseo.

La visita de Hollande a Chile y Colombia es la segunda de un presidente francés a estos dos países sudamericanos desde la que realizó en 1989 el entonces presidente socialista François Mitterrand.

Hollande llegará a Chile el sábado por la mañana y será recibido antes del mediodía por la presidenta Michelle Bachelet en el Palacio de La Moneda.

El domingo, visitará la residencia histórica de la familia Allende, antes de rendir homenaje al presidente chileno muerto en el golpe militar de 1973 en el mausoleo que guarda sus restos en el cementerio general de Santiago, un lugar que es visitado diariamente por chilenos y extranjeros.

Hollande estará acompañado de la senadora Isabel Allende, hija del difunto líder.

En el plano de la cooperación binacional, Bachelet y Hollande firmarán una serie de acuerdos e inaugurarán conjuntamente un foro científico y académico que dará el pistoletazo de salida al año franco-chileno de la innovación.

François Hollande llegará el 22 de enero a Colombia, donde "reafirmará su respaldo al proceso de paz" firmado con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC, marxistas) para acabar con más de medio siglo de conflicto interno.

Tras firmar la paz en noviembre, la guerrilla de las FARC, con unos 5.800 integrantes según sus propios cálculos, se agrupan en sitios aledaños a las 26 zonas donde, en un plazo máximo de seis meses, deberán desarmarse y regresar a la vida civil, bajo supervisión de la ONU.

Los guerrilleros deben empezar a entregar las armas en las próximas semanas, según el emisario de la ONU en Colombia, el francés Jean Arnault.

El mandatario francés acompañará el martes a su homólogo Juan Manuel Santos a la región de Cali, en el oeste de Colombia, donde visitará uno de los puntos de concentración de guerrilleros de las FARC.

Ambos jefes de Estado se reunirán posteriormente a puertas cerradas con Arnault y el jefe guerrillero Pablo Catatumbo.

Francia contribuye con 17 millones de euros (unos 18 millones de dólares) al fondo europeo de 95 millones para apoyar a Colombia en el período de posconflicto, lanzado el 12 de enero en Bruselas.

Ambos presidentes, que participarán a una gala franco-colombiana en el teatro Colón de Bogotá, inaugurarán "el año cruzado Francia-Colombia 2017", con una temporada francesa en Colombia, seguida por una temporada colombiana en Francia a partir de julio.

François Hollande emprenderá el martes por la tarde el regreso a Francia.

AFP