Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Varios empleados trabajan en la cadena de montaje de coches Honda Civic, en la fábrica de Dongfeng Honda en Wuhan, China, el 6 de febrero de 2017

(afp_tickers)

Las exportaciones chinas se dispararon un 7,9% anual en enero, muy por encima de lo esperado tras caer en 2016, informó este viernes la administración de Aduanas, que anunció además una aceleración de las importaciones, una nueva señal de recuperación de la segunda economía mundial.

Las exportaciones del gigante asiático, principal potencia comercial del planeta, sumaron 182.800 millones de dólares el mes pasado, mientras que las importaciones subían un 16,7%, a 131.400 millones de dólares.

La balanza comercial china presentó, por lo tanto, un superávit de 51.300 millones de dólares en enero, contra apenas 40.000 millones el mes anterior.

Las cifras ponen en evidencia una recuperación espectacular de las exportaciones, que se habían reducido en un 7,7% en el conjunto de 2016, y caído un 6,1% solo en diciembre.

Las estadísticas sugieren además una recuperación de la demanda externa, en un momento en el que la situación parece aclararse para los principales socios de China, la Unión Europea y EEUU, donde el nuevo presidente, Donald Trump, prometió un ambicioso plan de reactivación.

"Está intrínsecamente vinculado a la recuperación del crecimiento en Europa, en EEUU y también en las grandes economías emergentes (...) Las perspectivas para las exportaciones chinas son buenas", observó Shen Jianguang, analista de Mizuho Securities, citado por Bloomberg.

AFP