Navigation

Encuentran a otra chica de Chibok secuestrada por Boko Haram

El presidente de Nigeria, Muhamadu Buhari (c), posa el 19 de octubre de 2016 en Abuja con 21 chicas de Chibok liberadas por el grupo yihadista Boko Haram afp_tickers
Este contenido fue publicado el 05 enero 2017 - 19:05
(AFP)

El ejército nigeriano anunció este jueves haber encontrado a otra de las estudiantes de Chibok, secuestrada hace casi tres años por los yihadistas de Boko Haram en esta localidad cercana a la serva de Sambisa, exfeudo del grupo.

"Durante una operación contra terroristas de Boko Haram, las tropas encontraron a una de las chicas secuestradas en Chibok", declaró Sani Usman, portavoz del ejército, sin brindar información sobre el lugar exacto donde se llevó a cabo.

Rakiya Abubkar, una de las 276 jóvenes secuestradas el 14 de abril de 2014, fue encontrada junto a su bebé de seis meses, señala un comunicado.

Actualmente es examinada por médicos y "enseguida será entregada a las autoridades del estado de Borno (noreste)", continuó Usman.

El grupo Bring back our girls (Devuélvannos nuestras chicas), constituido tras el secuestro de las jóvenes estudiantes de secundaria, no ha confirmado su identidad hasta el momento.

A comienzos de noviembre fue encontrada otra joven y poco antes el gobierno nigeriano logró negociar la liberación de 21.

Otras 57 consiguieron escapar, por lo que el número actual de rehenes parece ser de 196.

Boko Haram, que ha tomado el control de vastos territorios en el noreste de Nigeria, cerca de las fronteras con Chad, Camerún y Níger, recurre al secuestro con regularidad, entre otros para reclutar a combatientes.

Esta organización yihadista ha matado al menos a 20.000 personas, secuestrado a decenas de miles de hombres y mujeres y obligado a desplegarse a otros 2,6 millones desde 2009.

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo

Únase a la conversación

Con una cuenta de SWI, tiene la oportunidad de contribuir con comentarios en nuestro sitio web.

Conéctese o regístrese aquí.