Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

El logo de la firma israelí Mobileye, el 13 de marzo de 2017 en Jerusalén

(afp_tickers)

El gigante estadounidense de los microprocesadores Intel anuncio este lunes la compra por más de 15.000 millones de dólares de Mobileye, una compañía israelí especializada en alta tecnología para automóviles autónomos.

Se trata de una suma récord para la compra de una empresa israelí por parte de una compañía extranjera.

Mobileye, creada en 1999, está especializada en la visión artificial aplicada al automóvil y en sistemas de anticolisión y de asistencia a la conducción.

La compañía ha cerrado numerosos acuerdos con constructores de automóviles, entre ellos el alemán Volkswagen para desarrollar el tratamiento de imágenes en tiempo real.

Intel y Mobileye ya colaboran con el también alemán BMW para desarrollar vehículos autónomos, o sin conductor.

BMW prevé sacar antes del segundo semestre de 2017 un flota de prueba de 40 vehículos autónomos en el marco de la alianza suscrita el año pasado con Intel y Mobileye.

La marca también quier producir en serie un vehículo totalmente autónomo antes de 2021, el BMW iNext.

Por su parte Mobileye reivindica la posición de líder de sistemas anticolisión gracias a sus algoritmos, capaces de interpretar las informaciones proporcionadas por una cámara.

La compañía es conocida sobre todo por su sistema que emite 'bips' cuando un vehículo se acerca demasiado a otro, a un peatón o a una moto, o cuando cruza inadvertidamente una línea en carreteras con varios carriles.

La operación de compra, de un importe "aproximado" de 15.300 millones de dólares (unos 14.300 millones de euros) según Intel, permitirá "acelerar la innovación para la industria del automóvil y coloca a Intel como un suministrador líder de tecnología en el mercado de los vehículos altamente o totalmente autónomos".

Intel augura que los sistemas de datos y servicios en este sector representarán en 2030 un mercado superior a los 70.000 millones de dólares.

El ministro israelí de Economía, Eli Cohen, se felicitó de la compra. "Esta compra refleja la confianza en la economía y en los cerebros israelíes" afirmó en declaraciones a la radio militar.

"Lo importante ahora es que la producción [de Mobileye] permanezca en Israel, donde 300 empresas internacionales están implantadas" añadió el ministro.

Intel está muy presente en Israel desde la apertura en 1974 en Jaffa de su primer centro de desarrollo.

En abril de 2014, el grupo anunció una inversión de 4.100 millones de euros para modernizar su fábrica de microprocesadores en Kiryat Gat, en el sur de Israel.

La seguridad es uno de los principales argumentos de los defensores del coche autónomo.

Según un estudio reciente publicado en la revista estadounidense Science, el uso generalizado de vehículos autónomos podría eliminar hasta 90% el número de accidentes de tráfico.

Pero también plantearía dilemas éticos, como el de saber si el vehículo debe sacrificar a sus ocupantes para evitar un choque con peatones.

AFP