Navigation

La UE advierte que la negociación del Brexit corre "riesgo" por el tema de Irlanda

Michel Barnier escucha al primer ministro irlandés, Leo Varadkar, durante una rueda de prensa que dieron este lunes 30 de abril en Dundalk, al noreste de Irlanda afp_tickers
Este contenido fue publicado el 30 abril 2018 - 09:09
(AFP)

El negociador jefe del Brexit para la Unión Europea, Michel Barnier, advirtió este lunes sobre los riesgos que pesan en las negociaciones con el gobierno británico sobre el Brexit debido al tema de Irlanda.

"El marco del acuerdo debe contener una solución clara y operativa en relación con Irlanda", dijo Barnier en una rueda de prensa en la ciudad irlandesa de Dundalk.

"Hasta que no hayamos alcanzado ese acuerdo hay un riesgo" de que las negociaciones no prosperen, agregó.

Para el dirigente europeo, "solo una solución específica en Irlanda del Norte funcionará. Debemos ponernos de acuerdo antes del mes de junio sobre varios puntos".

El Reino Unido y la UE dicen querer evitar el restablecimiento de una frontera "dura" entre la provincia británica de Irlanda del Norte y la República de Irlanda vecina, miembro de la UE, tras la salida británica del bloque a finales de marzo de 2019.

Se trata de preservar los Acuerdos de Paz de 1998 que pusieron fin a tres décadas de enfrentamientos sangrientos entre nacionalistas y unionistas norirlandeses, reforzando los vínculos entre los dos territorios.

Los británicos aceptaron en marzo integrar en el borrador del acuerdo de retirada de la UE la opción de un "espacio reglamentario común" que incluyera a la UE y a Irlanda del Norte, al menos hasta que se propusiera una solución satisfactoria.

Esta solución, llamada del "backstop", "está sobre la mesa a causa de las líneas rojas establecidas por el Reino Unido", subrayó Barnier, después de que Londres decidiera abandonar la unión aduanera y el mercado único tras el Brexit.

Junto a él, el primer ministro irlandés Leo Varadkar también afirmó que "el backstop no es la solución preferida de nadie. Las principales barreras son las líneas rojas del Reino Unido".

El domingo, en una entrevista publicada en el dominical irlandés Sunday Independent, Barnier subrayó que "el Brexit creó un problema específico en Irlanda (y) es por tanto responsabilidad del Reino Unido presentar una solución práctica". Sin embargo, "hasta ahora, no hemos recibido ninguna solución práctica", lamentó.

Precisó que esperaba "progresos sustanciales" antes de la cumbre europea de junio, cuando los dirigentes del bloque evaluarán si se ha resuelto el tema irlandés.

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo

Únase a la conversación

Con una cuenta de SWI, tiene la oportunidad de contribuir con comentarios en nuestro sitio web.

Conéctese o regístrese aquí.