Navigation

La UE autoriza con condiciones la compra de E-Plus por parte de Telefónica

El logo de la empresa española Telefónica en una foto de archivo. La Comisión Europea ha aceptado con condiciones la compra de E-Plus por el grupo español afp_tickers
Este contenido fue publicado el 02 julio 2014 - 15:09
(AFP)

La Comisión Europea autorizó este miércoles con condiciones la compra de la operadora alemana de telefonía E-Plus, filial del grupo holandés KPN, por parte de Telefónica, lo que hará pasar de cuatro a tres el número de operadores en Alemania.

"Las soluciones a las que Telefónica se ha comprometido garantizan que la adquisición de E-Plus no perjudicará a la competencia en los mercados de telecomunicaciones alemanes" dijo el comisario europeo de Competencia, Joaquín Almunia, en un comunicado.

La Comisión estaba preocupada por esta concentración, que fusionará al segundo y al tercer operador de telefonía móvil en Alemania (los otros dos son Deutsche Telekom y Vodafone) en un mercado "que se caracteriza por las elevadas barreras a la entrada de nuevos competidores", según la Comisión.

Para responder a las objeciones de Bruselas, Telefónica ha hecho varias concesiones. Por una parte, el grupo español se ha comprometido a vender, antes de que concluya la adquisición, hasta un 30% de la capacidad de la red de la empresa resultante de la concentración a una o varios operadores virtuales de telefonía en Alemania. Este permitirá la creación de nuevos operadores de este tipo (los que no tienen red propia) para fomentar la competencia

Telefónica también se comprometió a ceder parte de sus frecuencias y determinados activos y a ofrecer en el futuro servicios de 4G (cuarta generación de tecnología móvil) a todos los operadores. Telefónica Deutschland anunció la semana pasada que abriría el acceso de su red en Alemania al operador Drillisch para asegurarse el visto bueno de Bruselas en la compra de E-Plus.

En Austria, la Comisión Europea también autorizó el paso de cuatro a tres operadores pero el comisario Almunia reconoció este miércoles que no estaba "satisfecho" con el resultado y admitió "errores" por parte del Ejecutivo europeo. Almunia recordó, sin embargo, que las condiciones de la compra de E-plus han sido "más duras" .

Según el comisario no existe todavía un mercado interior en la Unión Europea (UE) en materia de telecomunicaciones que sólo sería posible, según él, "con dos condiciones": un sistema centralizado para otorgar las frecuencias 4G y la creación de un regulador único.

La venta de E-Plus a Telefónica por 5.000 millones de euros fue anunciada en julio de 2013 y los dos grupos esperaban cerrar la operación durante el primer semestre de 2014. Telefónica indicó entonces que el nuevo operador fruto de la fusión tendría 43 millones de clientes y una facturación de 8.600 millones de euros.

KPN ya intentó sin éxito ceder E-Plus a Telefónica en el marco de su lucha contra una OPA hostil parcial llevada a cabo en 2012 por el grupo mexicano América Móvil del multimillonario Carlos Slim.

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo

Únase a la conversación

Con una cuenta de SWI, tiene la oportunidad de contribuir con comentarios en nuestro sitio web.

Conéctese o regístrese aquí.