Navigation

Las tropas del régimen sirio entran en la ciudad de Mayadin, bastión del EI

Miembros de las fuerzas del régimen sirio observan una zona recién recapturada al grupo Estado Islámico, el pasado 2 de julio cerca del pueblo de Janaser, en la provincia de Alepo, al norte de Siria afp_tickers
Este contenido fue publicado el 06 octubre 2017 - 13:16
(AFP)

Las fuerzas del régimen sirio entraron el viernes en la ciudad de Mayadin, uno de los últimos bastiones del grupo yihadista Estado Islámico (EI) en el este de Siria, apoyados por una importante ofensiva aérea rusa.

Mayadin fue descrita el viernes por una fuente militar siria como "la capital militar" de EI en la provincia petrolífera de Deir Ezzor (este), cuya capital del mismo nombre es también objeto de una ofensiva contra los yihadistas.

"Con el apoyo de la fuerza aérea rusa, las fuerzas del régimen entraron en Mayadin y controlan edificios en el oeste de la ciudad", indicó a la AFP el director del Observatorio Sirio de Derechos Humanos (OSDH), Rami Abdel Rahman, mientras que el régimen trata de expulsar a los yihadistas de la provincia de Deir Ezzor.

Los yihadistas del EI que huyeron de Raqa (norte) encontraron refugio en Mayadin o Bukamal, dos ciudades situadas en el valle del Éufrates que se extiende hasta la frontera iraquí.

Raqa es objeto de una ofensiva de las Fuerzas Democráticas Sirias (FDS) formadas por combatientes kurdos y árabes y apoyadas por la coalición internacional liderada por Estados Unidos.

El grupo EI controla Mayadin desde 2014, a unos 40 kilómetros al sur de Deir Ezzor.

- 'Severo golpe' -

Según la fuente militar siria, la pérdida de la ciudad sería un "severo golpe" para la organización ultrarradical.

"Al dirigir sus operaciones hacia Mayadin, el ejército quiere poner fin a la presencia (de EI) en toda la provincia", dijo, precisando que "el control del este de la provincia es una prioridad".

Uno de los objetivos de las fuerzas del régimen es llegar hasta el yacimiento de Al Omar, al noreste de Mayadin, según el OSDH.

Antes de su destrucción por la aviación de la coalición internacional en octubre de 2015, este yacimiento petrolífero daba a los yihadistas entre 1,7 y 5,1 millones de dólares por mes, según la coalición.

Los yihadistas siguen controlando más de la mitad de la provincia de Deir Ezzor. Actualmente hay dos ofensivas distintas para expulsarlos de allí.

Por un lado, las fuerzas del régimen progresaron rápidamente desde el oeste hacia el Éufrates, gracias al apoyo de la fuerza aérea rusa. Conquistaron el noroeste de la provincia de Deir Ezzor, y avanzan en dirección del sureste.

En septiembre lograron quebrar el cerco impuesto por los yihadistas a dos enclaves gubernamentales en la ciudad de Deir Ezzor, e intentan actualmente expulsar a los yihadistas del resto de la ciudad.

Y por otro, las FDS están activas en la ribera este del río y se dirigen hacia la capital provincial.

La organización ultrarradical perdió importantes regiones conquistadas en Irak y Siria en 2014. Acaba de perder Hawiya, el último gran centro urbano que aún controlaba en Irak.

El viernes, las fuerzas del régimen "pusieron fin a sus operaciones militares en el este de la provincia de Homs", en el centro del país, luego de "eliminar los últimos grupos" de EI en "este sector de 1.800 km2 que fue liberado", según la agencia oficial Sana.

En la provincia de Homs, Estado Islámico aún controla la ciudad de Al Qaryatayn, que retomó el 1 de octubre.

- Víctimas civiles -

La guerra en Siria, comenzada tras la represión de manifestaciones pacíficas en 2011, se convirtió en un complejo conflicto con múltiples actores, de países extranjeros a grupos yihadistas.

Desde 2011 dejó más de 330.000 muertos y millones de personas debieron dejar sus hogares.

Los civiles son víctimas colaterales. Las últimas semanas, decenas de personas murieron en ataques aéreos de Rusia o de la coalición internacional.

La noche del jueves, 14 personas, entre ellas niños, murieron en bombardeos rusos en el sur de Mayadin. "Cruzaban el Éufrates en embarcaciones improvisadas" para huir de la violencia, según el OSDH.

El jueves el Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) dijo estar "preocupado" por los centenares de civiles muertos en Siria.

"Desde hace dos semanas asistimos a una intensificación alarmante de las operaciones militares que provocó la muerte de numerosos civiles", lamentó en un comunicado.

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo

Únase a la conversación

Con una cuenta de SWI, tiene la oportunidad de contribuir con comentarios en nuestro sitio web.

Conéctese o regístrese aquí.