Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

La canciller alemana, Angela Merkel, y el primer ministro griego, Alexis Tsipras, pronuncian un discurso en Berlín, el 16 de diciembre de 2016

(afp_tickers)

Febrero sería el "último mes" para un acuerdo político entre los acreedores de Grecia, tanto los europeos como el Fondo Monetario Internacional (FMI), sobre su programa de ayuda al país, antes de que empiece una serie de elecciones cruciales en Europa, indicó este miércoles un alto responsable de la zona euro.

"Febrero no es el momento formal pero sí el realista (...) para alcanzar un acuerdo político", dijo este responsable, para quien "en marzo comienza una temporada política muy larga", en referencia a las elecciones en Holanda ese mismo mes, en Francia entre mayo y junio, y en Alemania en septiembre.

Los acreedores de Grecia no se ponen de acuerdo desde hace meses sobre la cuestión de la elevada deuda griega, un 176,9% del PIB, y cuya reestructuración reclama la institución financiera con sede en Washington, para participar en el actual programa de ayuda de 86.000 millones de euros concedido a Grecia en 2015.

Sin embargo, Alemania, principal acreedor de este país del sur de Europa, rechaza cualquier reestructuración de la deuda antes de 2018, cuando termina el actual programa de ayuda concedido a Atenas a cambio de duras reformas.

El lunes, los 19 países de la eurozona aprobaron definitivamente un ligero alivio de la deuda griega, a través de medidas de corto plazo sobre los tipos de interés o los vencimientos de algunas deudas y que había quedado paralizado algunas semanas por el descontento de Alemania con las medidas sociales del país griego.

Tras seis años de rescates financieros y recortes, Grecia registra el mayor número de desempleados de la zona euro con un 23,1% (cifras de septiembre), lejos de la media situada en el 9,8%.

AFP