Navigation

Misión FMI-UE-BCE vuelve a Grecia el martes para examinar reformas

El presidente del Eurogrupo, Jeroen Dijsselbloem (C) habla con un asistente (I) y el ministro de Finanzas irlandés Michael Noonan (D) durante una reunión del Eurogrupo, el 7 de marzo de 2016 en Bruselas afp_tickers
Este contenido fue publicado el 07 marzo 2016 - 18:21
(AFP)

El regreso a Atenas de los representantes de los acreedores (la troika FMI-UE-BCE) de Grecia, para continuar su auditoría de las reformas realizadas por el gobierno griego, tendrá lugar el martes, anunció este lunes el comisario europeo de Asuntos Económicos, Pierre Moscovici.

En el marco de la misma conferencia de prensa, tras finalizar una reunión en Bruselas de los ministros de Finanzas de la zona euro, Jeroen Dijsselbloem, presidente del Eurogrupo, declaró que la posibilidad de aligerar la deuda griega es uno de los temas que estará oficialmente "sobre la mesa" de negociaciones.

Este regreso, más de un mes después de una primera visita, es muy esperado por el gobierno heleno, que en los últimos días había lamentado el retraso del examen de los avances de sus reformas, que fuera achacado a desacuerdos entre las instituciones.

En lo que concierne a la deuda pública de Grecia, que frisa el 180% de su Producto Interior Bruto (PIB), "tenemos una promesa de larga data en cuanto a que si el gobierno griego cumplía con sus compromisos, haremos todo lo necesario para volverla gestionable", dijo Dijsselbloem.

"Hoy, hemos dicho explícitamente alrededor de la mesa que esta discusión estaría en nuestra agenda en un futuro próximo", añadió el ministro de Finanzas holandés, hablando de "un vínculo muy fuerte" entre esta cuestión de aligerar la deuda y las exigencias presupuestarias impuestas en contrapartida por el tercer plan de ayuda a este país.

Dijsselbloem y Moscovici también subrayaron que aún son necesarios esfuerzos por parte de los griegos para estar en conformidad con estas demandas de las instituciones formuladas en julio de 2015, en momentos del acuerdo sobre el plan de ayuda por un monto de 86.000 millones de euros.

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo

Únase a la conversación

Con una cuenta de SWI, tiene la oportunidad de contribuir con comentarios en nuestro sitio web.

Conéctese o regístrese aquí.