Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Combatientes yemeníes que apoyan a los rebeldes chiíes hutíes, en una manifestación contra Arabia Saudí en Saná el 17 de enero de 2017

(afp_tickers)

Nueve civiles murieron y siete resultaron heridos por disparos de cohetes durante la noche contra un barrio de Taez, gran ciudad del suroeste de Yemen asediada por los rebeldes, informaron este jueves fuentes militares y médicas.

Taez está rodeada desde hace casi dos años por los rebeldes chiíes hutíes, respaldados por Irán, que en 2014-2015 se apoderaron de la capital, Saná, y de importantes zonas del país, especialmente en el norte.

Los numerosos intentos de las fuerzas progubernamentales y de los habitantes de Taez, organizados en "comités de resistencia", para romper el bloqueo, han fracasado hasta ahora.

En el hospital Al Rawda, una fuente médica informó a AFP de que nueve civiles habían muerto y siete resultaron heridos.

Se registraron dos series de disparos con cohetes, precisó una fuente militar progubernamental.

Los disparos atribuidos a los hutíes coincidieron con la reanudación, tras unos diez días de calma, de los tiroteos entre rebeldes y fuerzas progubernamentales en las entradas norte y oeste de la ciudad, según los habitantes.

Una coalición árabe-sunita liderada por Arabia Saudí respalda al presidente yemení Abd Rabo Mansur Hadi. En marzo de 2015 lanzó una campaña de bombardeos aéreos después de que los hutíes, aliados de los partidarios del expresidente Alí Abdalá Saleh, conquistaran la capital y avanzaran hacia el sur de Yemen.

Desde entonces, más de 7.400 personas han muerto en Yemen, según cifras de la Organización Mundial de la Salud (OMS). Un coordinador humanitario de la ONU, Jamie McGoldrick, dio este semana un balance más elevado, con una estimación de 10.000 civiles muertos.

AFP