Navigation

Reguladores de EEUU rechazan planes de contigencia por quiebra de 11 gigantes bancarios

El edificio de la Reserva Federal estadounidense (Fed), en 2011 en Washington afp_tickers
Este contenido fue publicado el 05 agosto 2014 - 22:42
(AFP)

Reguladores estadounidenses advirtieron este martes que 11 grandes bancos enviaron unos planes de contingencia poco realistas en caso de bancarrota, alertando que prestamistas poco preparados podrían sumir al mundo en otra crisis financiera.

La Reserva Federal y la Corporación de Seguros de Depósitos Federales (FDIC, en sus siglas en inglés) dijeron que las 11 entidades, popularmente conocidas como "demasiado grandes para cerrar", deben diseñar mejores planes para reestructurar sus firmas en caso de quiebra.

El vicepresidente del FDIC Thomas Hoening dijo que estos bancos no lograron demostrar "cómo, en caso de bancarrota, cualquiera de estas firmas podrán superar los obstáculos para entrar en quiebra sin causar una crisis financiera".

"Los planes no proporcionan vías claras o creíbles para la bancarrota que no requieran suposiciones poco realistas y apoyo público directo o indirecto", advirtió Hoening.

El grupo en cuestión está conformado por JPMorgan Chase, Goldman Sachs, Deutsche Bank, Bank of America, Bank of New York Mellon, Barclays, Citigroup, Credit Suisse, Morgan Stanley, State Street y UBS.

La Ley Dod-Frank, aprobada con el fin de responder a la crisis financiera de 2008, estipula que los bancos deben demostrar que disponen una estrategia para "una resolución rápida y ordenada" en caso de quiebra.

Es la segunda vez que reguladores rechazan los planes de contingencia presentados por los bancos, la primera fue en abril de 2013.

Los reguladores notaron "ciertas mejoras" desde la primera ronda, pero todavía observan grandes fallas. Los bancos tienen hasta julio de 2015 para hacer "progresos significativos" y remediar las deficiencias detectadas.

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo

Únase a la conversación

Con una cuenta de SWI, tiene la oportunidad de contribuir con comentarios en nuestro sitio web.

Conéctese o regístrese aquí.