Navigation

Rusia rechaza críticas por apoyo al régimen sirio

El embajador ruso ante la ONU Vitali Churkin Russian en la sede de la ONU en Nueva York el 29 de julio de 2015 afp_tickers
Este contenido fue publicado el 06 febrero 2016 - 00:00
(AFP)

Rusia rechazó este viernes en la ONU las críticas de las potencias occidentales que la acusan de haber saboteado las negociaciones de Ginebra por su apoyo militar al régimen sirio, en plena ofensiva en la ciudad norteña de Alepo.

"Es de mal gusto, no es el momento de las recriminaciones, nuestros esfuerzos políticos conjuntos deben intensificarse", declaró a periodistas el embajador ruso ante la ONU, Vitali Churkin, antes del inicio de las consultas sobre Siria en el Consejo de Seguridad.

Los embajadores fueron informados por el mediador de la ONU, Staffan de Mistura, sobre la decisión de suspender hasta el 25 de febrero las negociaciones entre gobierno y oposición.

Churkin justificó los bombardeos rusos alrededor de Alepo para ayudar a las fuerzas del régimen a desalojar a los grupos armados de la oposición.

"No es una escalada rusa, sino una intensificación de los esfuerzos del gobierno sirio para combatir a los terroristas", afirmó. También alegó que los sitios de algunas localidades sirias "habían sido levantados estos últimos días".

Su homólogo británico, Matthew Rycroft, criticó nuevamente la campaña militar rusa. Churkin "debe mirarse en un espejo para comprender que es responsable" de la suspensión de las conversaciones de Ginebra, replicó ante periodistas.

"Si Rusia hiciera lo que dice que quiere hacer en Siria, es decir combatir a Daech (el grupo Estado Islámico), entonces podríamos cooperar eficazmente", agregó.

Pero Churkin también indicó que Moscú "pondrá algunas nuevas ideas sobre la mesa" en Múnich, durante una reunión del Grupo Internacional de apoyo a Siria prevista para febrero. Estados Unidos, Rusia e Irán son miembros.

"Preparamos algunas ideas sobre la manera de progresar, particularmente en lo que concierne al cese al fuego", dijo sin dar mayores precisiones.

Asimismo se declaró optimista de una reanudación de los diálogos de paz "antes del 25 de febrero".

Sin embargo, para Rycroft es necesario enviar un mensaje de confianza y "eso implica el fin de los bombardeos aéreos ciegos y un mejor acceso de la ayuda humanitaria", condiciones puestas por la oposición, además de la liberación de los presos políticos, para volver a las negociaciones, añadió.

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo

Únase a la conversación

Con una cuenta de SWI, tiene la oportunidad de contribuir con comentarios en nuestro sitio web.

Conéctese o regístrese aquí.