AFP internacional

Un partidario del presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, pisa una foto del predicador Fethullah Gülen en Estambul, el 18 de julio de 2016

(afp_tickers)

El Gobierno turco informó este lunes de que ha iniciado los trámites para retirar la nacionalidad a 130 fugitivos, entre ellos al predicador Fethullah Gülen, acusado de tramar el fallido golpe de Estado de julio.

Esos 130 ciudadanos, que se hallan en el extranjero, quedarán privados de su nacionalidad si no regresan a Turquía en tres meses, indicó el Ministerio del Interior en el Diario Oficial.

Entre las 130 personas afectadas, además de Gülen, figuran dos diputados del principal partido prokurdo de Turquía (HDP), Tugba Hezer Oztürk y Faysal Sariyildiz.

Gülen, designado por Ankara como el instigador de la intentona de julio -a pesar de que el predicador lo niega-, reside desde finales de 1990 en Estados Unidos.

Tras la intentona, las autoridades turcas procedieron a purgas de una magnitud sin precedentes: unas 50.000 personas fueron detenidas y más de 100.000 destituidas o suspendidas de sus cargos.

Esas personas eran supuestos partidarios de Gülen, pero también periodistas críticos y del entorno del HDP, cuyos dos principales dirigentes fueron encarcelados.

AFP

 AFP internacional