Un tribunal israelí condenó a cadena perpetua a un árabe israelí por haber apuñalado mortalmente, y de forma premeditada, a un colono judío en Cisjordania ocupada, indicó el lunes la justicia.

Abed Hakim Assi, nacido en 1998, fue condenado por el tribunal de Lod, en el centro de Israel, a cadena perpetua y a pagar 258.000 shekels (67.000 euros) a la viuda y a los hijos de la víctima.

El 5 de febrero de 2018, apuñaló a Itamar Ben-Gal, de 29 años, en una parada de autobús frente a la colonia israelí de Ariel, en un acto "premeditado", que fue captado por imágenes de vigilancia y según su propia confesión, y de "terrorismo" con el objetivo de "matar a judíos", según dictaminaron los jueces.

Más de 600.000 colonos judíos están instalados en Jerusalén Este y Cisjordania, donde viven un total de tres millones de palestinos. La ONU considera ilegales estas colonias que "violan el derecho internacional", según la resolución 2334 del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas.

Sin embargo Estados Unidos declaró la semana pasada que ya no consideraba las colonias judías en territorio palestino contrarias al derecho internacional.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


Instagram

Síganos en Instagram

Síganos en Instagram

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes