Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Una mujer circula en bicicleta por Pekín este 14 de marzo de 2017

(afp_tickers)

Las ventas minoristas registraron una desaceleración en China, creciendo a un nivel de 9,5% en términos interanuales en los meses de enero y febrero, revelaron este martes los datos del Gobierno, que junto con la subida de la producción industrial muestran un panorama de estabilidad.

Las ventas minoristas, un indicador clave del gasto de los consumidores subieron 9,5% en los meses de enero y febrero, frente a un 10,2% del mismo período del año pasado. En diciembre las ventas habían subido un 10,9%.

En tanto, la producción industrial subió 6,3% en los dos primeros meses de 2017, levemente por encima de las previsiones de los analistas consultados por Bloomberg News que apostaban por aumento de 6,2%.

Los datos del Gobierno también mostraron que las inversiones en activos fijos, un indicador sobre el gasto en infraestructuras, subieron 8,9% en términos interanuales.

La mayoría de los datos son "bastante positivos" y "aparentemente están mejorando" dijo el portavoz de NBS, Sheng Laiyuan, en una breve nota.

"La economía china está comenzando el año bien, aunque serán necesarias políticas favorables al crecimiento para impulsar el consumo en los próximos meses", indicó por su parte a Bloomberg Gao Yuwei investigador del Instituto de Finanzas del Bank of China.

Estos datos son los últimos de una serie de indicadores más bien alentadores sobre la economía china, incluyendo datos robustos sobre el crecimiento en el cuarto trimestre de 2016 y resultados positivos de la actividad industrial, las importaciones y los precios a la salida de fábrica en enero.

"Los inversiones en activos fijos registraron un aumento principalmente debido a los proyectos de infraestructura", dijo a Bloomberg Tommy Xie, economista de OCBC Bank, quien agregó que "la política fiscal proactiva está funcionando".

Sin embargo, el experto Julian Evans-Pritchard de la firma Capital Economics advirtió que este flujo de inversiones para impulsar la economía "va a ser difícil de sostener" dadas las claras señales de que la política monetaria y fiscal va a ser menos expansiva este año.

El primer ministro chino anunció que para 2017 la meta de crecimiento será de 6,5%, en el informe ante la Asamblea Popular china, explicando que la economía enfrenta este año una situación más compleja.

AFP