Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Alta montaña El alpinismo, patrimonio de la UNESCO

Dos alpinistas suben una montaña

Ascenso de los 2 855 metros del Tällihorn en el sudeste de Suiza

(Keystone / Arno Balzarini)

El arte de escalar las altas cumbres de los Alpes, conocido como alpinismo, ha sido galardonado con el codiciado estatus de patrimonio cultural inmaterial de la UNESCO, que celebra tradiciones, formas de arte y prácticas bien conocidas.

Una solicitud conjunta de las comunidades de montañeros y guías de Francia, Italia y Suiza fue aprobada el miércoles en la reunión anual del Comité Intergubernamental de la UNESCO para la Salvaguardia del Patrimonio Cultural Inmaterial en Bogotá, Colombia.Enlace externo

Los grupos unieron sus fuerzas para promover el deporte de alta montaña, que toma su nombre de la cordillera que se extiende por los tres países europeos.

“Requiere aptitudes físicas, técnicas e intelectuales, y se caracteriza por una cultura compartida, familiarizada con los entornos de alta montaña, la historia de la escalada y los valores asociados”, dijo la UNESCO.

“El alpinismo también implica el conocimiento del entorno natural y un fuerte espíritu de equipo. La mayoría de los miembros de la comunidad pertenecen a clubes alpinos, que actúan como fuerza motriz de la cultura alpinista”.

Aunque las primeras huellas del alpinismo se remontan a la antigüedad, uno de los actos fundadores del alpinismo moderno fue la primera ascensión del Mont Blanc de Jacques Balmat y Michel-Gabriel Paccard desde la estación de Chamonix en 1786.

La solicitud a la UNESCO fue dirigida por Chamonix (Francia), Courmayeur (Italia), Orsières (Suiza) y el cantón suizo del Valais, con la colaboración científica de la Universidad de Ginebra.

No es la primera vez que Suiza gana el estatus de patrimonio común de la UNESCO por su cultura de montaña. En 2018, los conocimientos, la experiencia y las estrategias de gestión del riesgo de avalanchasEnlace externo, que han sido constantemente actualizados y transmitidos de generación en generación en Suiza y Austria, fueron reconocidos oficialmente como un tesoro cultural mundial.

Suiza también ha ganado el estatus de patrimonio cultural inmaterial de la UNESCO por, entre otros, el Festival de Viticultores de Vevey y el Carnaval de Basilea. Está pendiente una solicitud conjunta con Francia para reconocer el arte relojero y la mecánica, junto con otra para las procesiones de Semana Santa en Mendrisio, cantón del Tesino.

El Gobierno suizo también está interesado en presentar solicitudes para el yodelismo, la temporada de pastizales alpinos y el diseño gráfico y tipográfico.

Keystone-SDA/sb

Neuer Inhalt

Horizontal Line


Instagram

Síganos en Instagram

Síganos en Instagram

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes