Navigation

Arrestan cómplices de brasileño que llevó cocaína a España en avión militar

Este contenido fue publicado el 18 marzo 2021 - 21:36

Brasilia, 18 mar (EFE).- Las autoridades brasileñas detuvieron este jueves a tres miembros de la Fuerza Aérea Brasileña y a una mujer acusados de complicidad con el sargento detenido en 2019 en España con una maleta con 37 kilos de cocaína que transportaba en el avión de reserva del presidente Jair Bolsonaro.

Se trata de un teniente coronel y de dos sargentos de la Fuerza Aérea, así como de la esposa del sargento detenido en España, informó el Ministerio Público Militar en un comunicado.

Además de los arrestos preventivos ya cumplidos, el juez militar responsable por el caso también ordenó la detención de un exmiembro de la Fuerza Aérea, que es cuñado del militar preso en España y que no fue localizado, por lo que se le declaró prófugo.

Las detenciones fueron ordenadas en el marco del proceso que fue abierto en Brasil contra una organización que al parecer usaba aviones de la Fuerza Aérea para transportar cocaína a otros países.

La investigación fue iniciada luego de que el sargento de la Fuerza Aérea Manoel Silva Rodrigues fuera detenido en junio de 2019 en la ciudad española de Sevilla, donde desembarcó con otros 21 militares brasileños que tripulaban la aeronave de apoyo a la comitiva de Bolsonaro en un viaje oficial a Japón para la Cumbre del G20.

Todos los militares realizaron los trámites migratorios en la Aduana de Sevilla y tuvieron que pasar su equipaje por los rayos equis del aeropuerto, momento en el cual fue detectada la sustancia ilícita escondida en el interior del equipaje de Silva Rodrigues.

Los cuatro detenidos este jueves fueron acusados de vínculos con el tráfico internacional de estupefacientes en un proceso a cargo del juez federal Frederico Magno de Melo Veras, titular de la Auditoría Segunda de la Undécima Circunscripción de la Justicia Militar de Brasilia.

Además de las detenciones, los responsables por la operación, que contó con el apoyo de la Policía Federal, cumplieron órdenes de allanamiento en las residencias de los acusados y de aprehensión de computadores, celulares y documentos que pueden servir como pruebas.

Según el Ministerio Público Militar, el mismo juez ordenó que se reabra una investigación que la Policía Militar ya había archivado contra los acusados debido a que "nuevas pruebas surgidas gracias al levantamiento de sigilos telefónicos y telemáticos, que revelan la probable participación de otros militares de la Fuerza Aérea y de civiles en la red de tráfico ilícito de estupefacientes".

Según tales pruebas, agrega el Ministerio Público Militar en su comunicado, al menos en otras dos ocasiones, en abril de 2019 y en junio de 2019, el mismo sargento detenido en España transportó "considerables cantidades de sustancias estupefacientes a Madrid y a Sevilla".

Además de ya haber sido condenado en España, donde cumple una pena de seis años de prisión, Silva Rodrigues responde a un proceso en Brasil por tráfico internacional con el agravante de haber practicado el crimen en el ejercicio de sus funciones públicas en el exterior.

En la época de la detención, Bolsonaro, capitán de la reserva del Ejército, exigió un "castigo severo" para el sargento y garantizó que su Gobierno no iba a "tolerar esa falta de respeto" al país.

También reconoció que el incidente "perjudicó" la imagen de Brasil y "enlodó" el nombre de las instituciones, aunque recalcó que ese tipo de hechos no son exclusivos de su país, sino que ocurren en todo el mundo. EFE

© EFE 2021. Está expresamente prohibida la redistribución y la redifusión de todo o parte de los contenidos de los servicios de Efe, sin previo y expreso consentimiento de la Agencia EFE S.A.

Compartir este artículo

Únase a la conversación

Con una cuenta de SWI, tiene la oportunidad de contribuir con comentarios en nuestro sitio web.

Conéctese o regístrese aquí.