Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Centenario de la muerte de Johanna Spyri

Johanna Spyri (recuadro) comulgaba con el paisaje suizo

(swissinfo.ch)

Suiza recuerda a la escritora que creó el mito de "Heidi". Además de la célebre historia de la niña de los Alpes, Johanna Spyri dejó 48 relatos infantiles que le dieron prestigio en las letras suizas de su tiempo. Naturaleza intacta, justicia social y comunicación son ideas que dan actualidad a su obra.

Johanna Spyri murió hace un siglo, el 7 de julio de 1901, a los 74 años de edad. En la historia de la literatura suiza de lengua alemana Johanna Spyri es una escritora reconocida sobre todo porque fue la creadora de "Heidi", historia simbólica de una idílica vida en las montañas.

Publicada entre 1880 y 1881, la historia de "Heidi" cuenta la vida de una niña huérfana que se queda a vivir con el abuelo en el paisaje indemne de los Alpes orientales de Suiza porque su tía debe ir a trabajar al extranjero.

Arraigado en la cultura popular suiza del último siglo, el mito de "Heidi" ha contribuido a crear el estereotipo turístico de Suiza como una "Heidilandia" de románticos e inmaculados paisajes de montañas, flores, cabras y vacas..

Traducida a más de 40 lenguas -español, entre ellas- la cándida historia ha dado la vuelta al globo en más de 20 millones de ejemplares, 15 adaptaciones cinematográficas, series de televisión, dibujos animados, tiras de dibujos y otras publicaciones.

Nacida en Hirzel, cerca de Zurich, el 12 de junio de 1827, al comienzo de la primera revolución industrial, Johanna Louise Heusser - su nombre de soltera - dejó 48 libritos para niños y adultos que no tuvieron la repercusión de la historia de "Heidi".

Reflejo del ideal romántico y bucólico de la época y de un marcado sentimiento religioso, todos los libros de Johanna Spyri son similares en la trama y el tema. Sus personajes infantiles son huérfanos, hay una abuela o una tía muy buenas y religiosas, son niños bastante pobres que viven en el campo, hay el bueno y el malo y Dios siempre está presente.

"En las obras de Johanna Spyri siempre triunfa el bueno, el que se deja ayudar por Dios y la simplicidad de la vida en la naturaleza también es importante", explica a swissinfo Christine Jordan, una de las responsables del Museo consagrado a la escritora, enHirzel

Exposiciones, conferencias, excursiones turísticas figuran entre los eventos con los cuales se celebra el centenario en Suiza. El Museo Johanna Spyri en Hirzel propone una minuciosa exposición de las obras de la autora, con manuscritos originales y ejemplos de su correspondencia.

"Como suizos estamos confrontados tres veces con Heidi : en la infancia, cuando oímos la historia en la escuela; como padres, cuando se la contamos a los hijos y, como abuelos, cuando se la contamos a los nietos", señala Daniel Aeberli, uno de los administradores de la Aldea Heidi, en Meienfeld, cantón de los Grisones, escenario que inspiró a Johanna Spyri. La aldea ofrece también un nutrido programa de eventos para la ocasión.

En vida Johanna Spyri fue comparada con los mejores escritores suizos y con autoras alemanas de su época que escribían relatos cortos sobre niños pobres, enfermos y religiosos. La incipiente industrialización despertaba entonces sentimientos de moral y justicia social.

"Su familia era muy religiosa, pero Johanna negaba por un lado la religiosidad extrema de su madre pietista, y, por otro, esa sensibilidad la ayudó cuando murió su único hijo y su esposo", precisa Christine Jordan.

Aunque la mayor parte de su obra no alcanzó la fama de "Heidi", Johanna Spyri conquistó un prestigio que le permitió compartir reuniones con conocidos escritores suizos de lengua alemana como Ferdinand Meyer y Gottfried Keller e incluso con el compositor Richard Wagner cuyo carisma tuvo gran efecto en la escritora y en su esposo.

Al hablar de la actualidad de la obra de Johanna Spyri varios especialistas suizos coinciden al afirmar que la idealización de la niña que vive en los Alpes tiene una relación con las preocupaciones de quienes buscan una vida que no sea lastimada por la civilización.

Wlalter Leimgruber, profesor de etnología moderna en la Universidad de Zurich, reconocido experto en el mito de la niña de los Alpes, va más allá en sus conclusiones. "En la obra de Johanna Spyri no sólo hay el aspecto ecológico, sino la presencia de una vida natural sana y la capacidad sicológica de Heidi para comunicar con todo el mundo; un matiz del personaje muy importante para la sociedad actual".

Jaime Ortega

Neuer Inhalt

Horizontal Line


Instagram

Síganos en Instagram

Síganos en Instagram

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes