Navigation

China, invitado de honor en las Fiestas de Ginebra

Suiza acoge a una importante comunidad tibetana. Keystone

Las Fiestas de Ginebra iniciaron este jueves. Los organizadores de esta manifestación anual defienden la decisión de haber elegido a China como invitado de honor.

Este contenido fue publicado el 04 agosto 2005 - 09:49

Por su parte, manifestantes protibetanos indican que aprovecharán el marco de las Fêtes de Genève para denunciar las violaciones chinas a los derechos humanos.

El inicio de la fiesta ginebrina este año coincide con la visita a Suiza del líder espiritual tibetano, el Dalai Lama, en Zúrich. Al respecto, los representantes diplomáticos de Pekín en Suiza ya expresaron su desaprobación ante esta visita del máximo representante tibetano.

Justamente, este jueves, el Dalai Lama se reúne con el ministro suizo del Interior, Pascal Couchepin.

El consejero federal encargado de la cartera de asuntos interiores es el responsable de los aspectos religiosos y en ese contexto se reúne con el dirigente budista tibetano.

En Ginebra, el festejo iniciado este día y que se extenderá hasta el 14 de agosto próximo tiene como invitados especiales a los representantes de Pekín.

La gran Kermés, que el año pasado atrajo a 2 millones de visitantes es una fiesta popular y, a la vez, un operativo de seducción turístico.

En ese sentido, sus organizadores decidieron extender el tapete rojo para dar la bienvenida a la China oficial, su arte y sus tradiciones, un hecho que ha provocado el revuelo de los militantes de la causa protibetana.

"Respetamos la cultura china, pero queremos llamar la atención del público sobre las violaciones a los derechos humanos cometidos por las autoridades chinas, en particular, contra el Tíbet", explica Valérie Susz, presidente del grupo ginebrino de apoyo al Tíbet.

"No queremos perturbar el festejo, sino únicamente aprovechar la presencia oficial de China", sostiene.

Atraer al turismo chino

Christian Colquhoun, director administrativo de las Fiestas de Ginebra, explica a swissinfo que la razón de la invitación de China como invitado especial al festejo es resultado de la decisión china de inscribir hace dos años a Suiza en su lista oficial de destinaciones turísticas. Una hecho que abre una gran puerta para el flujo turistas chinos a la Confederación Helvética.

Colquhoun indica que la idea de colocar a China como invitado especial de la celebración ginebrina es mostrar la rica cultura y tradiciones de ese país.

"Mucha gente nos pregunta ¿porqué China?. Cuestiones similares sobre los derechos humanos recibimos también el año pasado, cuando invitamos a Vietnam. Estos países están tratando de abrirse al mundo y nosotros mostramos lo que pueden ofrecer en los aspectos cultural e histórico", puntualiza.

El organizador del festejo ginebrino agrega que el hecho de que Suiza reciba al mismo tiempo a China y al Dalai Lama, evidencia que somos un "país abierto".

El Consejo de Asuntos de Estado de la República Popular de China -encargado del programa del invitado especial en Ginebra- indica que está oportunidad "estimula la comunicación y la comprensión recíproca entre los chinos y los otros pueblos del planeta, a fin de reforzar su cooperación amistosa y su confianza mutua".

La policía ginebrina indicó que no ha recibido solicitud alguna para la realización de protestas contra el gobierno chino durante los festejos, pero confirmó que estará pendiente para vigilar la seguridad de la celebración.

El mes pasado durante la realización del 'Lake Parade’, una sustancia tóxica fue diluida en las bebidas de decenas de participantes, provocando su hospitalización.

swissinfo, Adam Beaumont, Ginebra
Traducido del inglés por Patricia Islas

Contexto

Este jueves se ofrece una presentación de kungfu por monjes del templo Shaolin.

La Orquesta femenina de Sichuan y los artistas de la Ópera y el Ballet Teatro de Xi’an también participarán en la celebración ginebrina.

Puntos culminantes del festejo son "La Caravana del Mundo", que reúne a más de 700 músicos, acróbatas y bailarines de siete países y el 'Slow up’ que cierra el tráfico motriz en parte de la ciudad para dar paso a los caminantes y a los transeúntes con sus bicicletas o patines por las calles a orillas del lago Léman.

End of insertion

Datos clave

Las Fiestas de Ginebra se realizan del 4 al 14 de agosto.

Alrededor de 250 conciertos tendrán lugar en la celebración anual.

En 2004, más de dos millones de personas acudieron al festejo.

End of insertion

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo