Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Piruetas para iniciar la invasión cultural rusa

La energía del siglo XX de Yuri Zlotnikov se puede contemplar en la galería Nadja Brykina, como parte del festival.

La energía del siglo XX de Yuri Zlotnikov se puede contemplar en la galería Nadja Brykina, como parte del festival.

Los bailarines del Ballet Bolshoi actúan en el Teatro Beaulieu de Lausana durante tres jornadas como fiesta anticipada de la auténtica invasión cultural de Rusia en 2011.

Desde que los presidentes de ambos países acordaron el año pasado en Sochi realizar un Festival de Cultura Rusa en Suiza, se pusieron en marcha los preparativos para crear un programa variado y estimulante.




















































“Esperamos que el público de Suiza lo aprecie realmente”, indicó la portavoz de la embajada rusa en Berna a swissinfo.ch. “Cualquiera que se interese por la cultura rusa encontrará algo que le guste”.
 
Para los amantes de la música, habrá conciertos de conocidos solistas y grupos de Rusia, además de recitales de compositores rusos en Lausana, Lucerna y Zúrich.
 
Habrá también participación de músicos de Rusia en el Festival GAIA de música de cámara en Thun y en el Festival de Jazz de Montreux.
 
El estreno de 'Giselle' en Lausana del Ballet Bolshoi fue ayer jueves por la noche y contó con la presencia del ministro ruso de Cultura, Alexander Avdeyev, oficialmente el hombre detrás del Festival de Cultura, así como del ministro de Interior suizo, Didier Burkhalter. La obra de ballet se repite este viernes y mañana sábado.

Aniversario diplomático
 
“Hemos preparado un programa muy rico de forma conjunta, bajo los auspicios del Ministerio ruso de Cultura”, señaló el portavoz de la embajada.
 
El festival marca la reanudación de las relaciones diplomáticas entre Rusia y Suiza, retomadas hace 65 años, tras el final de la Segunda Guerra Mundial. Se lanzó oficialmente el jueves con el encuentro de los dos ministros en Berna para abordar asuntos culturales.
 
Por supuesto ya existe una vida cultural rusa muy animada en Suiza, como destacó Nadia Sikorsky, editora de la versión digital del diario en lengua rusa ‘Nasha Gazeta.ch’.
 
“La idea era reunir bajo un mismo techo numerosas actividades culturales rusas, lo que naturalmente alentó a los organizadores a hacer más”, explicó Sikorsky a swissinfo.ch.

 

Estrenos en Suiza 


A diferencia del ‘Año de la Cultura Rusa’ en Francia del año pasado que fue financiado por el Estado y a una escala mucho mayor, el festival de Suiza ha sido completamente financiado por patrocinadores privados.
 
Se estima que la colonia rusa en Suiza oscila entre 6.000 y 9.000 personas, entre los que se incluyen algunos patrocinadores, tendrá la oportunidad de disfrutar de algunas joyas culturales de su tierra.
 
La galería Nadja Brykina de Zúrich, que se especializó en el arte inconformista de la Unión Soviética, está realizando una serie de exposiciones como parte del festival, comenzando con una inusual colección de iconos en madera tallada de los artistas contemporáneos rusos Inessa y Rashid Azbukhanov .
 
“Tenemos coleccionistas en Suiza de la obra de este equipo y pareja, pero es es la primera vez que se exhibe su trabajo aquí”, según declaró la representante del espacio, Anna Brouver, a swissinfo.ch.
 
Las otras galerías participantes son la de Arte Bárbaro de Zúrich, el Museo de Payerne -con una exposición de arte inuit- y el Museo de Arte Moderno de Ascona.
 
La herencia literaria de Rusia está representada con una lectura de Dostoievski como parte del Festival de Jazz de Montreux, una exposición del trabajo de Solzhenitsyn en Ginebra y una representación de la obra teatral ‘La gaviota’ de Chéjov en Lausana.

Intercambio cultural

Rusia y Suiza firmaron en 2009 una declaración de intenciones para dar un marco formal al intercambio cultural con varias iniciativas, como este festival.
 
Por su parte, Suiza ha hecho del intercambio cultural con Rusia su tema prioritario, para lo que la Fundación suiza para la cultura, Pro Helvetia, ha hecho que Rusia sea el país elegido para 2012-2015. Así abrió una oficina de enlace en Moscú.
 
El jueves la reunión el ministro ruso de Cultura, Alexander Avdeyev y el ministro suizo de Interior Didier Burkhalter, también hablaron sobre un posible acuerdo bilateral en torno a la importación y devolución de bienes culturales, similar al que Suiza tiene con países como Italia y Egipto.

Fin del recuadro


(Traducción: Iván Turmo), swissinfo.ch


Enlaces

×