Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Fusiles suizos para la policía catalana

Las armas compradas serán empleadas por las unidades antidisturbios.

Las armas compradas serán empleadas por las unidades antidisturbios.

(Reuters)

La Consellería de Interior del Gobierno de Cataluña ha adquirido armas suizas para la policía autonómica, los 'Mossos d'Esquadra', según informaron varios diarios de Barcelona.

La policía ha comprado entre diez y quince lanzadores con el objetivo de dejar las escopetas de pelotas de goma como la última opción.











Estas armas servirán para la brigada antidisturbios de la policía de Cataluña. El modelo de fusil es el LL-06 Single Shot Launcher de la empresa suiza Brugger & Thomet, un arma que, como aseguraron fuentes de la propia Consellería al diario 'ADN', iría sustituyendo a las tradicionales y polémicas escopetas de bolas de goma.

Según informó la Agencia Catalana de Noticias (ACN), las nuevas armas tienen una estética similar a la de unos subfusiles que permiten disparar con total precisión a una distancia de hasta 50 metros. En cuanto a la munición, los proyectiles son como una pelota de golf partida por la mitad que no rebotan y evitan daños a terceros.

La Brigada Móvil de la Policía tiene el armamento desde hace meses, pero no lo ha utilizado todavía porque se ha de modificar un reglamento interno. Ya hace meses que los 'Mossos d'Esquadra' de la Brigada Móvil adquirieron entre diez y quince lanzadores LL-06.

Los sindicatos de los 'Mossos d'Esquadra' han aplaudido esta novedad. El portavoz de SME -CCOO, Antoni Castejón, se mostró satisfecho por la incorporación de los dispositivos, sobre todo por su precisión.

La nueva escopeta -de poco más de dos kilogramos de peso y de 60 centímetros de largo dispara proyectiles de plástico (de 40 milímetros y con una punta redonda que se deforma cuando impacta con el objetivo) en lugar de bolas de goma.

Por su parte, la asociación Stop Balas de Goma, formada por heridos por bolas de goma, desconfía de la nueva escopeta de los antidisturbios y consideró que también es "peligrosa".

El departamento de Interior no concretó cuándo entrará en vigor el nuevo fusil.

Compactos

Los nuevos modelos son compactos, están hechos de polímero y sólo pesan dos kilos cada uno.

Cada lanzador tiene un valor en el mercado alrededor de los 1.800 euros. Se trata de un arma de 40 milímetros que incorpora un visor 'aimpoint micro T1' y destaca por la precisión de los proyectiles.

Fuente: Agencia Catalana de Noticias

Fin del recuadro

swissinfo.ch


Enlaces

×