Navigation

Más de 250 ONG piden a la Interpol que vete a la junta birmana en su asamblea

Este contenido fue publicado el 23 noviembre 2021 - 07:01

Bangkok, 23 nov (EFE).- Más de 250 ONG pidieron este martes a la Interpol que impida que la junta militar birmana represente a Birmania (Myanmar) en la Asamblea General que se celebra desde hoy y hasta el jueves en la ciudad turca de Estambul.

Las ONG indicaron que, según los medios birmanos, Birmania va a estar representada en la asamblea por el jefe de la Policía y viceministro del Interior birmano, Than Hlaing, acusado de la represión contra el movimiento prodemocrático en el país.

Than Hlaing es responsable "de la política represiva y las acciones violentas cometidas por la policía contra manifestantes pacíficos y, por tanto, es responsable por graves violaciones de los derechos humanos en Birmania", indica el comunicado firmado por grupos como ALTSEAN-Burma, Justice for Myanmar, Progressive Voice and Karen Human Rights Group.

Las ONG afirmaron que la comunidad internacional ha rechazado a la junta birmana en eventos como las recientes cumbres del cambio climático COP26 en Glasgow y de la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático (ASEAN).

Than Hlaing, sobre quien pesa sanciones de la Unión Europea, Estados Unidos y Reino Unido que incluyen la congelación de sus bienes y la prohibición de viajar, es responsable de los recientes ataques contra civiles en el estado Chin, denunciaron las ONG.

Myanmar Now contactó a varios países participantes en la asamblea como Estados Unidos, Australia y Noruega, pero se negaron a confirmar la participación del representante de la junta militar, que tomó el poder en un golpe de Estado el pasado 1 de febrero.

Desde el golpe, al menos 1.286 personas han muerto a raíz de la violenta represión ejercida por policías y soldados, que han llegado a disparar a matar contra civiles desarmados, según la Asistencia de Presos Políticos (AAPP), mientras que la junta asegura que estas cifras no son reales.

La AAPP también afirma que las autoridades militares han detenido a más de 10.300 personas, entre ellas la líder depuesta Aung San Suu Kyi, y han condenado a 414 personas, incluidos 118 en rebeldía, y dictado 65 condenas a muerte.

El Ejército justifica la toma de poder por un presunto fraude masivo durante las elecciones generales del pasado noviembre, cuyo resultado ha sido anulado y en las que el partido liderado por Suu Kyi arrasó, como ya hizo en 2015, con el aval de observadores internacionales. EFE

grc/raa/alf

© EFE 2021. Está expresamente prohibida la redistribución y la redifusión de todo o parte de los contenidos de los servicios de Efe, sin previo y expreso consentimiento de la Agencia EFE S.A.

Compartir este artículo

Únase a la conversación

Con una cuenta de SWI, tiene la oportunidad de contribuir con comentarios en nuestro sitio web.

Conéctese o regístrese aquí.