Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

La inexorable fusión de los municipios suizos

En Winterthur, los servicios de limpieza dan pauta de las fusiones entre comunas. La racionalización obliga. (Foto: Imagepoint)

Suiza tiene 200 comunas menos que hace diez años como consecuencia de las agrupaciones entre municipalidades. La tendencia es creciente, según Andreas Ladner.

El catedrático bernés remarca que a los ciudadanos suizos les cuesta aceptar esas fusiones que tocan el núcleo del federalismo helvético. Entrevista.

Especialista en instituciones helvéticas, Andreas Ladner trabaja en el centro de competencia para la administración pública de la Universidad de Berna. Lo hace hasta el próximo mes de abril, cuando se incorporará en el Instituto de Altos Estudios de Administración Pública de Lausana.

swissinfo: El proceso de fusión de comunas en el cantón de Vaud ha tropezado recientemente en las urnas. ¿Es una excepción o una tendencia en Suiza?

Andreas Ladner: Es más bien la regla, y a menudo hace falta varios pasos por escrutinios populares para que esas fusiones se realicen.

Es decir que este tema gana cierta importancia en toda Suiza, aunque en algunas regiones esté más latente que en otras. Por ejemplo, el cantón de Friburgo es el que cuenta mayor número de fusiones de municipios, porque éstos son, en general, de tamaño pequeño. Incluso hoy en día la mitad de las comunas firburguesas tienen menos de 500 habitantes.

También en el cantón Tesino se llevaron a cabo agrupaciones de comunas.

En cambio los cantones como Zúrich o los de la Suiza central tienen municipios mucho más grandes. Por eso es menos notable la necesidad de fusión.

swissinfo: ¿Por qué son necesarios estos agrupamientos?

A. L. : Las comunas pequeñas se dan cuenta de que ya no son capaces de asumir sus tareas; que entre sus administrados ya no encuentran personas dispuestas a asumir una función en el seno del Ejecutivo o de la administración edil; o la falta de medios para pagarles a 100%.

En otros casos, la fusión oficializar una colaboración de larga data. También puede nacer debido a un impulso financiero del cantón que juzga necesaria tal reagrupación.

swissinfo: ¿Se ven los municipios ante un mayor número de tareas?

A.L. : Así es. Pero esas tareas y los gastos permanecen débiles en comparación con aquellas que deben asumir las municipalidades de otros países europeos. Ello se debe a una razón simple: la existencia de un nivel intermedio -el cantón- entre la comuna y el Estado nacional.

El resultado: una comuna suiza de 2.000 habitantes o menos tiene un margen de maniobra muy reducido. Pero los helvetas tienden a no ver esta realidad porque la comuna y el cantón están en el centro de su cultura política.

swissinfo: ¿Cuál es la influencia de la economía en este debate?

A.L. : Gracias a la influencia de la economía ha surgido la cuestión de los costos en todos los niveles de la estructura del Estado. Se trata de un asunto saludable que era difícil plantear hace algunos años.

Sin embargo, no se puede medir todo a través de ese prisma. Ciertas ventajas de nuestro sistema de comunas y cantones no se miden en términos de precio.

swissinfo : ¿Cambia la situación el peso creciente de las ciudades en Suiza?

A.L. : Efectivamente se ve hoy en día ciudades que tratan de crecer abosorviendo municipios vecinos. Es el caso, por ejemplo, de Lugano o de Lucerna.

La tendencia es la de constituir centros, metrópolis para encarar las transformaciones en nuestras sociedades. La nueva política de administración territorial entraña además el cambio de paradigma: se va de la descentralización a la creación de metrópolis cuyo desarrollo beneficie a todos.

Es pues el fin de una concepción de federalismo que imponía las mismas prestaciones para todas las regiones, incluso para las más remotas. Hoy nos damos cuenta de que eso cuesta muy caro.

Además, para el mundo económico es esencial desarrollar centros dinámicos.

Entrevista swissinfo: Frédéric Burnand, Ginebra.

Datos clave

El suizo es ante todo ciudadano de un municipio, luego de un cantón, y después de Suiza.

Las comunas, como los cantones, eligen sus autoridades administrativas.

Ellas tienen poder de decisión en algunos asuntos locales.

En otros casos ejecutan las decisiones del cantón o de la Confederación.

Sus competencias abarcan, entre otros, la seguridad, educación, salud y transporte. Llevan asimismo los registros de nacimientos, matrimonios y decesos y perciben tasas federales, cantonales y locales.

Fin del recuadro

Contexto

- El número de comunas suizas encara una constante disminución porque tienden a fusionarse.

- A mediados de los años 90 había más 3.000 municipios. Actualmente son menos de 2.800.

- Más de la mitad de las comunas son de 1.000 habitantes, mientras que el 4% de los municipios tienen más de 10.000 habitantes. Más de la mitad de la población suiza vive en municipios con más de 10.000 habitantes.

- La media de las comunas suizas se sitúa entre las más pequeñas de Europa. Sólo las de Francia, Grecia e Islandia son todavía más pequeñas.

Fin del recuadro


Enlaces

×