Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Berna pide a Trípoli respetar los términos del acuerdo

Ante la prenas este miércoles, la ministra Calmy-Rey aportó su apoyo a su colega, Hans-Rudolf Merz.

(Reuters)

El Gobierno suizo pidió este miércoles a Libia aplicar el acuerdo concluido el pasado 20 de agosto entre los dos países. El objetivo es restablecer lo más pronto posible la relaciones "normales" entre Berna y Trípoli. Mientras tanto, dos ciudadanos suizos siguen retenidos por el régimen del coronel Gaddafi.

El Presidente de la Confederación, Hans-Rudolf Merz, y la Ministra de Exteriores, Micheline Calmy-Rey, convocaron a conferencia de prensa para informar lo anterior.

La responsable de la diplomacia suiza y el también titular del Ministerio de Finanzas manifestaron su deseo de que las relaciones entre ambos países vuelvan a su cauce "normal".

"El objetivo es disminuir la tensión que existe actualmente entre los dos países y volver a una situación normal. El objetivo tradicional de nuestra política exterior es tener buenas relaciones con todos los países", indicó el presidente de la Confederación.

El otro objetivo es, por supuesto, que los dos suizos retenidos desde hace ya más de un año en Libia, puedan volver al país.

Más de un año de crisis

Las relaciones entre los países se vieron afectadas desde julio de 2008 cuando Hannibal Gaddafi y su esposa, entonces embarazada, fueran arrestados en Ginebra, luego de ser denunciados por maltrato por dos de sus empleados domésticos.

La pareja fue liberada después de dos días de detención tras pagar una fianza de 500.000 francos suizos ($470.000). Los cargos fueron después retirados por los empleados, tras recibir una remuneración.

Sin embargo, Libia respondió ante la acción de las autoridades judiciales de Ginebra con la suspensión de las entregas de petróleo a Suiza y el retiro de activos –unos 5.300.000.000 de francos suizos- de los bancos helvéticos.

Además, ese país concluyó los programas de cooperación bilaterales y estableció restricciones a las compañías suizas asentadas en su territorio. Todo ello, aparte de la detención de dos ciudadanos suizos, cuya repatriación mantiene en vilo al país desde la semana pasada.

El 20 de agosto pasado, el ministro suizo de Finanzas y presidente de la Confederación viajó a Trípoli donde presentó las excusas exigidas por el Gobierno de Gaddafi como condición sine qua non, para permitir la salida de Libia de los ciudadanos suizos.

Asimismo, firmó un acuerdo cuyo cumplimiento ratificó este miércoles con el exhorto a Libia de proceder en consecuencia.

Contrato que debe cumplirse

Para desbloquear la situación, el Gobierno suizo se atiene a los términos del acuerdo concluido el pasado 20 de agosto entre Suiza y Libia, convenio firmado después de una visita sorpresa del presidente de la Confederación a la capital libia.

En una carta del 26 de agosto, las autoridades libias garantizaron que la situación se regularía rápidamente y que los dos suizos podrían dejar el país. Pero hasta ahora no ha sido el caso, constató Hans-Rudolf Merz.

A pesar de este retraso, Suiza se propone cumplir su parte del contrato. Y para desbloquear la situación, los dos ministros esperan que Libia "haga lo mismo."

Un frente unido

Las excusas presentadas por Hans-Rudolf Merz a Trípoli por la detención de Hannibal Gaddafi en Ginebra, así como la mala telenovela que rodea la repatriación de los suizos -en particular el retorno del avión del Gobierno suizo enviado a Libia la semana pasada para buscar a los rehenes y que volvió a Berna sólo con sus equipajes... - generaron severas críticas contra el presidente de la Confederación, tanto en la prensa como en el mundo político.

Este miércoles, en la capital helvética, el Gobierno quiso presentar un frente unido en este asunto.

"El DFAE (Ministerio suizo de Exteriores) trabaja en estrecha colaboración con la Presidencia de la Confederación, como lo prueba mi presencia hoy al lado del presidente para sostenerlo en nuestro esfuerzo común", destacó en conclusión Micheline Calmy-Rey.

Libia designa a su abogado

La jornada de este miércoles, sin embargo, permitió un avance del lado libio. Trípoli nombró a su representante ante el tribunal arbitral que deberá pronunciarse sobre la detención del hijo del líder libio. Se trata del abogado británico de origen argelino Saad Jabbar, quien ya había asesorado a Libia en el marco del asunto del atentado de Lockerbie.

Por su parte, Suiza había anunciado desde el domingo (30.08) la elección de la británica Isabel Wilmshurst, especialista en derecho internacional.

Olivier Pauchard, swissinfo.ch
(Traducción y adaptación, Marcela Águila Rubín)

LOS TÉRMINOS DEL ACUERDO

Redactado en inglés y en árabe, el acuerdo incluye siete puntos y lleva las firmas del presidente de la Confederación, Hans-Rudolf Merz, y del primer ministro, AL Baghdadi El-Mahmoudi

Excusas. El Gobierno suizo debe disculparse pública y oficialmente por la detención "injustificada e inútil" de un diplomático libio (Hannibal Gaddafi) y de su familia por la policía ginebrina "y otras autoridades suizas".

Tribunal. Berna y Trípoli aceptan establecer un tribunal arbitral compuesto por tres jueces con el fin de investigar sobre el asunto. Cada parte designará a un juez procedente de un tercer Estado, independiente, en los diez días posteriores a la firma del acuerdo.

Presidente. Los dos jueces elegirán a continuación a un tercer magistrado que presidirá el tribunal.

Gastos. Las dos partes se repartirán los costos del tribunal arbitral que se reunirá en Londres y trabajará en inglés. Deberá aplicar las leyes nacionales e internacionales convenientes y comunicar su decisión en el plazo de 60 días.

Sanciones. Las autoridades suizas competentes tomarán las medidas necesarias contra los responsables del incidente si el tribunal concluye que los actos fueron injustos.

Indemnización. En ese caso, la Confederación deberá pagar una compensación establecida por el tribunal en beneficio de la víctima del incidente o de una organización de su elección. Suiza se compromete a que un caso similar no se reproduzca con ciudadanos libios.

Normalización. Las dos partes normalizarán sus relaciones: reanudación de las actividades consulares, entrega de visados de entrada o salida para los ciudadanos suizos y libios, reanudación de los intercambios económicos.

Fin del recuadro


Enlaces

Neuer Inhalt

Horizontal Line


swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes